Pages Menu
Categories Menu

Posted on 25 Oct 2016 in Administrador Apostólico, Transparencia

Arzobispo Pizzaballa visita a algunos jefes de las Iglesias

Arzobispo Pizzaballa visita a algunos jefes de las Iglesias

 

JERUSALÉN – El jueves 20 de octubre de 2016, Mons. Pizzaballa visitó algunos líderes de las Iglesias ortodoxas en Jerusalén, quienes presentaron sus felicitaciones después de su nombramiento como administrador apostólico del Patriarcado Latino y desearon éxito en su misión, en medio de desafíos que afectan a Tierra Santa.

Del Patriarcado Latino, arzobispo Pizzaballa, con el obispo Kamal Bathish y el P. George Ayoub, visitaron cuatro iglesias ortodoxas: Armenia, siria, griega y etíope.

El patriarca armenio Nourhan Manougian celebró el retorno del arzobispo a Jerusalén y a Tierra Santa. Expresó su preocupación por la situación general: la agitación política en Oriente Medio y los efectos sobre las diversas comunidades cristianas. “La guerra que está causando tantos estragos en Siria e Irak, ha destruido muchas comunidades cristianas que no pueden ser reemplazadas. Los problemas económicos de Tierra Santa y otros factores, han llevado a muchos a emigrar a Occidente, causando una disminución en el número de cristianos. Este problema debe ser abordado mediante la creación y promoción de la solidaridad cristiana”.

Por su parte, el administrador apostólico compartió la preocupación del Patriarca, recalcando la solidaridad y la comunión, a través de actividades conjuntas, para fortalecer la presencia cristiana, dando esperanza a los cristianos de asegurar un futuro mejor para sus hijos.

En la Iglesia Siria, el arzobispo Pizzaballa agradeció al arzobispo Sweiros Malki Murad, vicario patriarcal en Jerusalén, por su cooperación y coordinación conjunta, haciendo hincapié en la importancia de la unidad de las Iglesias. “A pesar de nuestras diferentes historias, tenemos una voz común. Debemos fortalecer la presencia cristiana en la región, en particular en Jerusalén. Incluso con nuestra pequeña población, lo que hacemos y lo que decimos, es visto por todo el mundo. Confiamos en su liderazgo, su cooperación, las relaciones de hermandad que nos unen, no sólo en las celebraciones religiosas, sino también en nuestra vida diaria”.

Obispo Sweiros deseó al administrador apostólico éxito en su nueva misión. También le hizo entrega de un pergamino de cuero del “Padre Nuestro”, escrito en el idioma siríaco.

Durante el encuentro con Su Beatitud Teófilo III, patriarca griego ortodoxo de Jerusalén, Mons. Pizzaballa agradeció al obispo Nektarios por asistir a su Consagración Episcopal en Bérgamo y la presencia del Patriarca durante la entrada oficial en Jerusalén. El Arzobispo dijo: “Como representante de la Iglesia Católica sigo comprometido a trabajar para seguir fortaleciendo las raíces cristianas y el carácter cristiano en Jerusalén”.

El Patriarca respondió: “Nuestra fuerza reside en nuestro amor y nuestra fe en Jesucristo. Creo que nuestra experiencia pasada y la comprensión mutua de la situación sobre el terreno, han fortalecido nuestra cooperación. El diálogo entre la Iglesias católicas y la Iglesias ortodoxas está evolucionando bien y hay una mejor y más profunda comprensión. Es un signo positivo, ya que cuanto más nuestras Iglesias interactúan, más desaparece el prejuicio.”

Al final de la reunión, el Patriarca obsequió una cruz para el arzobispo Pizzaballa, un símbolo de la esperanza y la fuerza que une las dos Iglesias.

Por último, durante la visita a la Iglesia ortodoxa etíope, el Arzobispo destacó la solidaridad y la unidad entre las Iglesias, señalando que “la Iglesia etíope es un componente importante de la Iglesia de Jerusalén, de la cual Jesucristo es la roca y sobre Él construimos nuestro futuro.”

Saher Kawas

Fotos: © lpj

DSC_0733.jpgDSC_0720.jpgDSC_0758.jpgDSC_0771.jpgDSC_0795.jpgDSC_0807.jpgDSC_0822.jpgDSC_0831.jpgDSC_0858.jpgDSC_0885.jpg