Pages Menu
Categories Menu

Posted on 28 Jul 2016 in Cultura, Política y sociedad, Transparencia

La Basílica de la Natividad: Los trabajos de restauración siguen revelando joyas escondidas

La Basílica de la Natividad: Los trabajos de restauración siguen revelando joyas escondidas

 

BELÉN – Los trabajos de restauración están aún en curso, en una de las iglesias más antiguas y más sagradas en el mundo; la Basílica de la Natividad. En este segundo informe, se habla sobre los mosaicos en los transeptos y sobre una visión general de los trabajos de restauración que se han realizado a lo largo de la historia.

 

Mosaicos en el transepto norte

Las personas que contemplan los mosaicos en el transepto norte, podrán ver dos escenas después de la resurrección. La primera escena representa la Ascensión de Cristo en la que se podrá ver la Virgen María, once apóstoles y dos ángeles. La segunda escena es una representación de la Incredulidad de Santo Tomás. El mosaico muestra a Santo Tomás examinando el lugar de los clavos en el costado de Jesús.

 

Mosaicos en el transepto sur

La primera escena, representa la entrada triunfal de Cristo, en la ciudad de Jerusalén, en un burro, mientras que la segunda escena es la Transfiguración de Jesús, en el Monte Tabor, con los tres primeros discípulos que Él escogió; Pedro, Santiago y Juan. Desafortunadamente, la parte restante del mosaico es solamente Santiago de rodillas, sorprendido y asustado por lo que vio. La escena también incluye los pies del profeta Moisés parado en la cima de una montaña.

 

Mosaico de la Transfiguración en el Monasterio de Santa Catalina del Monte Sinaí 

st cath mon nat geographic transfig

El mosaico de la Transfiguración en el ábside de la iglesia, en el Monasterio de Santa Catalina, es considerado una de las obras de arte bizantino más tempranas, la cual representa la Transfiguración de Cristo en el Monte Tabor. La tipología y principios de este icono, han sido las bases para las representaciones posteriores de la Transfiguración que se crearon en diferentes monasterios de todo el mundo. Un ejemplo de algunos iconos basados en los mosaicos del Sinaí, es la Transfiguración del Monasterio de Dafni en Grecia.

En el icono de Cristo, se ve en una mandorla con un halo cruciforme, debatiéndose entre el mundo físico y espiritual. En contraste con iconos posteriores de la Transfiguración, los apóstoles están colocados de manera simétrica. Juan y Santiago levantan sus manos como si estuvieran rezando, mientras que Pedro forma una pequeña carpa con sus brazos, como un recordatorio de su petición a Cristo, acerca de los tres tabernáculos. Por otra parte, Jesús está de pie flanqueado por las figuras de Moisés a la izquierda y Elías a la derecha.

CCA-Arco-2

En los paneles superiores del icono, hay dos escenas que ilustran dos eventos en la vida de Moisés. La escena de la derecha, representa la imagen de Moisés recibiendo la ley y la de la izquierda, es la imagen de Moisés retirando sus sandalias delante de la zarza ardiente.

Santa_Costanza._Mosaic_del_S._VII_“Traditio_Legis”_adjusted

Hay un tema anterior que tiene una semejanza visual al mosaico del Sinaí, que puede haber proporcionado una tipología iconográfica para ello. Es el “traditio legis”, o lo que se conoce como “Cristo, el dador de la ley”. El icono fue creado en el ábside de la Basílica de San Pedro en Roma, en el siglo IV, pero fue destruido posteriormente. Sin embargo, el icono fue copiado ampliamente y los iconos que se basan en él han sobrevivido, como el ábside norte de Santa Costanza en Roma. En el “traditio legis”, Cristo está flanqueado por los Santos Pedro y Pablo y dos palmeras. Jesús da la ley en la forma de un rollo a Pedro, a la derecha del icono.

 

Mosaico sobre el Coro

DSC_0708-001

En esta parte, se puede ver el mosaico de dos inscripciones que llevan el nombre del artista “Ephram” tanto en griego (Ἐφραὶμ) y en latín. La inscripción en griego dice: “Este trabajo fue concluido a su plenitud por el monje Ephram, el pintor de la obra y maestro artesano del mosaico, durante el gobierno del gran emperador porfirogénito Manuel Comneno, en los días de Amaury, rey de Jerusalén, y en los tiempos del obispo de Belén, Raoul, en el año 1169, el segundo de la indicación.” 

Los trabajos de restauración a lo largo de la historia

Después de la destrucción de la Basílica de la Natividad, durante el levantamiento Samaritano de 529, el emperador Justiniano ordenó a su enviado para reconstruir la iglesia en su forma actual, en el año 540, donde se elevó el nivel del suelo, se alargó la iglesia, se añadió un nártex y mosaicos, y se reemplazó el ábside octogonal por una forma de tres ábsides más amplios.

Entre 1165 y 1169, la iglesia fue restaurada como resultado de la cooperación entre el rey Amaury, rey de Jerusalén y el emperador bizantino Manuel Comneno. La iglesia estaba llena de mosaicos en las paredes de la nave y en los transeptos.

En el siglo XIII, durante la dominación mameluca, las reparaciones se permitieron sólo con poca frecuencia y el deterioro de la iglesia aumentó por los saqueos. Félix Fabri, un peregrino del siglo XV, describe el interior como “un granero sin heno, un boticario sin ollas aromáticas, una biblioteca sin libros, palomas vuelan libremente dentro y fuera de la iglesia, a través de los agujeros en el techo.” 

En el siglo XV, bajo el patrocinio del Custodio de Tierra Santa, P. Giovanni Tomacelli de Napoli, y después de la aprobación del sultán y la Santa Sede, se reconstruyó el techo. La madera para el proyecto fue donada y enviada desde la República de Venecia, mientras que Eduardo IV de Inglaterra, donó el plomo utilizado para el techo y el duque de Borgoña, Felipe el Bueno, pagó por el trabajo.

Trabajos de restauración actuales

Los trabajos de restauración actuales de la iglesia, empezaron en 2013, después que el ministro palestino Ziad Bandak, presidente del Comité Presidencial palestino para la Restauración de la Basílica de la Natividad, adjudicó el contrato a la empresa de restauración Piacenti y la gestión de la construcción al Grupo de Desarrollo de la Comunidad (CDG). La firma del contrato tuvo lugar en presencia del primer ministro palestino, Dr. Rami Hamdallah y representantes del Patriarcado ortodoxo griego, Patriarcado armenio y la Custodia de Tierra Santa.

Desde el comienzo de la restauración, el Comité Presidencial recibió 10 millones de euros procedentes de diferentes países y organizaciones. La lista de los contribuyentes es la siguiente, ordenados en orden respectivo por la fecha de contribución confirmada:

El Estado de Palestina, República de Hungría, Sr. Saeed Tawfiq Khoury – CCC, Banco de Inversión de Palestina, República de Francia, Federación de Rusia, la Santa Sede – Vaticano, Fondo de Inversión de Palestina, Banco Comercial de Palestina, Banco de Palestina, República de Grecia, Sr. Alberto Kassis – Chile, Sr. José Said – Chile, Patriarcado ortodoxo ruso, a través del Patriarcado ortodoxo de Jerusalén, Reino de España, Misión Pontificia, Patriarcado ortodoxo armenio de Jerusalén, República de Italia, República Federal de Alemania, Reino de Marruecos, República de Polonia, Grupo Paltel – Palestina, Agencia de Cooperación y Coordinación de Turquía, Fondo árabe para el Desarrollo Económico y Social, Bélgica.

Piacenti ha concluido la restauración del techo, las ventanas, la puerta de madera en el atrio, y los mosaicos de las paredes de la nave y los transeptos. En la actualidad, la compañía está restaurando los arquitrabes de madera por encima de las columnas de mármol. El Estado de Palestina está trabajando en la obtención de 7,5 millones de euros para restaurar las 50 columnas, los mosaicos del suelo, las fachadas exteriores de piedra y la instalación de los sistemas contra incendios y de iluminación. El presupuesto necesario para restaurar todas las columnas es de alrededor de 2,3 millones de euros; 50.000 euros para la restauración de cada columna que cuenta con una pintura (32 columnas) y 40.000 euros para cada columna sin una pintura (18 columnas).

En junio de 2016, la Embajada del Estado de Palestina ante la Santa Sede, realizó una presentación en el Vaticano, sobre el proceso de restauración, en presencia de S. E. Mons. Antonio Camilleri, vicesecretario de Estado para las Relaciones Internacionales de la Santa Sede; Ministro Ziad Bandak, presidente de la Comisión Presidencial para la Restauración de la Basílica de la Natividad; Sra. Vera Baboun, Alcalde de Belén y un número de miembros del Comité Presidencial: Dr. Khouloud Daibes, embajador palestino en Alemania, Sr. Issa Kassissieh, embajador palestino ante la Santa Sede y el Arqueólogo Nazmi Jubeh.

Saher Kawas