Pages Menu
Categories Menu

Posted on 12 May 2016 in Diócesis, Parroquias en Israel, Patriarca, Transparencia, Viajes FT

Patriarca Twal visita el Centro Pastoral de los inmigrantes, Nuestra Señora Mujer de Valor

Patriarca Twal visita el Centro Pastoral de los inmigrantes, Nuestra Señora Mujer de Valor

 

TEL AVIV – El sábado 7 de mayo de 2016, cientos de inmigrantes se reunieron para celebrar la fiesta de Nuestra Señora Mujer de Valor, patrona del Centro Pastoral de los inmigrantes. Fue una oportunidad para que el patriarca latino de Jerusalén, Su Beatitud Fouad Twal, visitara el centro pastoral, en el sur de Tel Aviv.

La iglesia estaba llena de cientos de inmigrantes reunidos en el Centro Pastoral procedentes de diversas comunidades. Filipinos, etíopes, eritreos, Sri Lanka, Sudán e indios, vestidos con los trajes tradicionales, vinieron para participar en la celebración de una manera particular. Lecturas e intenciones fueron leídas en los idiomas de las diferentes comunidades.

El capellán católico de rito Geez anunció el Evangelio en Tigrinia. En su homilía, el padre David Neuhaus, SJ, vicario patriarcal para los católicos de lengua hebrea y coordinador de la pastoral de los emigrantes en Israel, mencionó las palabras de María en Caná, “Haced lo que Él os diga”. Se presentó a María como la discípula por excelencia, “debemos seguir sus pasos para perfeccionar el discipulado. Ella, que dio a luz a Jesús, nos invita a traerlo al mundo y sobre todo aquí en el sur de Tel Aviv”. Luego puso especial énfasis en el silencio y la discreción de María, que está al servicio del Señor.

Al final de la misa, el patriarca Twal agradeció a la asamblea por su fe y tenacidad en medio de las pruebas, animándoles a perseverar. Expresó su esperanza en el Centro y su admiración por el trabajo que se ha hecho.

Después de bendecir a la asamblea, el patriarca encabezó la procesión para bendecir la Casa de San José, un edificio recientemente renovado, una extensión del Centro Pastoral que alberga una sala de convalecencia y una guardería para niños menores de tres años de edad. Fue seguido por el padre David, sacerdotes, religiosos y religiosas, benefactores que vinieron para la ocasión (Caballeros del Santo Sepulcro, representantes de la Asociación Alemana de Tierra Santa y de la Misión Pontificia), el embajador de Filipinas Neal Imperial con su equipo, el cónsul general Pamela Bailón, el vicecónsul y agregado cultural.

Luego todos se reunieron para disfrutar de las comidas festivas, especialmente preparadas por las diferentes comunidades. En un rincón del patio, cestas hechas por el taller Kuchinate estaban a la venta. Las lindas cestas de colores son tejidas a crochet por las mujeres africanas refugiadas, que fueron víctimas de violencia.

 

Calixte des Lauriers