Pages Menu
Categories Menu

Posted on 8 Mar 2016 in Actualidad local, Política y sociedad, Transparencia

Obispo Shomali: “Nada nos impide soñar con la reconciliación”

Obispo Shomali: “Nada nos impide soñar con la reconciliación”

 

ROMA – En la participación de una Conferencia Ecuménica Internacional, celebrada en Roma entre el 24 y 26 de febrero de 2016, el Obispo William Shomali, vicario patriarcal en Jerusalén y en Palestina, habló sobre el impacto de la religión, en el conflicto palestino-israelí y en el papel del diálogo interreligioso en el proceso de paz.

El evento fue organizado por la Conferencia de Obispos de Alemania y por el Departamento de Política Internacional y Estudios de Conflictos de la Universidad de Munich. Líderes de la iglesia de los países árabes, así como figuras universitarias de la región, especializadas en estos temas, que vienen de la Tierra Santa, Líbano, Egipto, los Estados del Golfo, Siria, Irak, fueron invitados a este evento.

La conferencia, en inglés y en árabe, titulada “Cristianos, Iglesias y Religión en un Medio Oriente que está cambiando”, cristianos atacados, una minoría religiosa, importantes y significativos, en medio de los países árabes musulmanes.

Cinco años después de los levantamientos árabes en el Medio Oriente, el área es víctima de una situación de peligro a gran escala, tanto a nivel político y económico-cultural. Una difícil situación que afecta directamente a las minorías étnico-nacionales y religiosas. Los diversos participantes hablaron de cómo la religión cristiana, nacida en el Medio Oriente, contribuyó a entrelazar desde hace dos milenios el marco social, económico y cultural de la zona.

La conferencia destacó también los cambios que las iglesias cristianas atraviesan en estos países, que se enfrentan a un reto de doble filo – globalización y levantamientos árabes.

En su discurso, el obispo Shomali ha comentado sobre el carácter multiconfesional del Medio Oriente, y más específicamente, en la relación con los judíos, cristianos y musulmanes y en su convivencia en la ciudad que encarna todas las diversidades políticas y religiosas: Jerusalén. “Cuando la historia se narra y se nombran lugares, Jerusalén ofrece a menudo una doble narrativa y dos nombres para el mismo lugar. El Monte del Templo, Al-Aksa, la propia ciudad y sus puertas tienen un nombre doble. Esto se aplica también a la política”. Divergencias religiosas tienen un impacto directo sobre la política y sobre el conflicto que desgarra los dos pueblos, israelís y palestinos, cada uno con su propia visión de los acontecimientos.

Obispo Shomali subrayó la importancia del diálogo interreligioso, con el fin de promover la paz. “Con los musulmanes, tenemos un lenguaje común, la historia, la cultura, y el hecho de que hemos vivido y sufrido juntos, así como compartimos aspiraciones idénticas”, dijo el obispo de Jerusalén, que parecía preocupado por la “islamización del Medio Oriente y el ascenso del Islam político al poder que deja menos espacio para la libertad religiosa”. El obispo también ha mencionado sobre el avance del diálogo judeocristiano, desde Nostra Aetate y en las “raíces bíblicas comunes” compartidas por los cristianos y los judíos.

“La religión en sí, es parte del conflicto y debe convertirse en parte de la solución”, dijo el obispo Shomali, comentando sobre el papel de los líderes religiosos en el proceso de paz. “¿Quién podría predecir que después de dos guerras mundiales, los países europeos crearían una comunidad europea? ¿Quién podría predecir el fin del comunismo en Europa, y en la mayoría de los casos, sin matanza? ¿Quién podía prever que Sadat visitaría Jerusalén y Begin se retiraría del Sinaí?, preguntó el obispo concluyendo su intervención. Por lo tanto, nada nos impide soñar con la reconciliación entre israelíes y árabes y que la paz reinará en Jerusalén. Y que la Ciudad Santa estará abierta a las tres religiones abrahámicas y se convertirá en la capital política para ambos pueblos de Tierra Santa”.

Myriam Ambroselli