Pages Menu
Categories Menu

Posted on 11 Dec 2015 in Actualidad local, Transparencia

Beir Onah: Continuación de confiscaciones de tierras y desarraigo de árboles

Beir Onah: Continuación de confiscaciones de tierras y desarraigo de árboles

Beit Jala – Este es el quinto mes en el que la región de Beit Onah, cerca de Monasterio Cremisan, está aún bajo la confiscación de tierras y violaciones israelíes. En agosto pasado, y sin previo aviso, las excavadoras israelíes arrancaron 50 olivos que datan de hace 1500 años, en preparación para la construcción del muro de separación.

En consecuencia,  manifestaciones pacíficas semanales se han organizado para denunciar esta decisión, las cuales fueron recibidas con lanzamiento de gases lacrimógenos para dispersar a la multitud. Por otra parte, se celebraron oraciones diarias en la escena, con  la participación de varios líderes religiosos, delegaciones diplomáticas y manifestantes del distrito de Belén.

En los últimos tres meses, estas protestas y oraciones dejaron de ocurrir, debido al aumento de la violencia y la tensión que se extendió por la Tierra Santa para garantizar la seguridad de las personas.

En octubre pasado y durante la cosecha de oliva, las Fuerzas de Defensa israelíes, impidieron a agricultores y propietarios de tierras palestinos, la recogida de las aceitunas en Beir Onah, ya que la zona está declarada zona militar cerrada. Hasta este momento, las excavadoras israelíes siguen arrancando árboles de olivo, a pesar de no tener la luz verde de la Corte Suprema de Israel para llevar a cabo los trabajos de construcción.

De acuerdo con el padre Aktham Hijazin, el párroco en Beit Jala, dijo que los dueños de las tierras, en la zona de Beit Onah y otras personas que están pasando por la misma situación en Beit Jala, están viviendo un estado de desesperación. Agregó que las prácticas ilegales de Israel, que van desde el desarraigo de olivos y la confiscación de tierras a los propietarios de negar el acceso a su propiedad, son el verdadero rostro de la ocupación y la injusticia.

Procedió a decir que la única solución viable a este problema, radica en ejercer presión sobre el Gobierno de Israel a cesar más trabajos de construcción del muro de separación. Continuó, “el verdadero propósito del Muro de Anexión es adquirir más territorios y que no sirve a la seguridad de Israel. La pared está destruyendo el pasado, presente y el futuro de los palestinos”.

En su mensaje de Navidad, padre Aktham dijo “mi mensaje de Navidad de este año es de amor y misericordia. Es el amor y la salvación de Dios. Le pido a la gente a amarse unos a otros, porque el amor es el camino a la paz entre los palestinos y los israelíes”.

Oficina de Medios de Comunicación en el Patriarcado Latino / Saher Kawas