Pages Menu
Categories Menu

Posted on 18 Nov 2015 in Actualidad del mundo, Diócesis, Patriarca, Política y sociedad, Transparencia

Misa por los 125 años de la Escuela Bíblica Dominicana y por las víctimas de los ataques en París

Misa por los 125 años de la Escuela Bíblica Dominicana y por las víctimas de los ataques en París

 

JERUSALÉN – El domingo, 15 de noviembre, una misa en conmemoración de los 125 años de Escuela Bíblica y Arqueológica francesa, fue celebrada por la memoria de las víctimas de los atentados en París.

El día de Santo Alberto Magno, una gran figura dominicana, doctor de la Iglesia y maestro de Santo Tomás de Aquino; el lanzamiento del año jubilar del octavo centenario de la Orden de Predicadores; y el 125 aniversario de la Escuela Bíblica y Arqueológica francesa dominicana: tantas razones de celebración y agradecimiento para la Iglesia de Jerusalén.

Sin embargo, los trágicos acontecimientos que tuvieron lugar en París, el pasado viernes, entristeció toda la alegría de esta celebración, planeada desde hace mucho tiempo. La misa presidida por H.B. Fouad Twal, Patriarca Latino de Jerusalén, en la Basílica de San Esteban, fue dedicada a la memoria de las víctimas de estos ataques y sus familias, en presencia del Sr. Hervé Magro, Cónsul General de Francia en Jerusalén, de algunos diplomáticos que estuvieron presentes para mostrar su solidaridad y muchos ciudadanos franceses.

No obstante, el Patriarca en su homilía, refiriéndose a la “tristeza”, “furia” y “angustia” que estos sangrientos ataques habían causado, llamó a la audiencia en varias “señales de consuelo”, que vienen de “gestos de solidaridad” a nivel internacional, demostrado por la condena unánime de estos actos bárbaros por todos los gobiernos, por la colaboración entre todos los servicios de inteligencia y la firme voluntad de luchar … todas las formas de terrorismo y, más aún, para arrancar de raíz sus causas”.

Otra fuente de consuelo viene también de la unidad de Francia, “más sólida que nunca”, dijo Monseñor Twal, indicando el ejemplo notable de los parisinos corriendo hacia los miles de centros de salud de emergencia, a donar su sangre, sin dejar de mencionar a todos aquellos colocaron flores y velas, en diferentes lugares afectados por los ataques. “En estos días, dijo el Patriarca, la Iglesia de Tierra Santa implora la bendición del Todopoderoso a Francia y a sus habitantes”.

La misa, celebrada en un ambiente muy tranquilo, terminó con una oración Requiem y una oración final por los fallecidos, recitada por el Patriarca.

Manuella Affejee

DSC_0426.jpgDSC_0428.jpgDSC_0436.jpgDSC_0442.jpgDSC_0450.jpgDSC_0451.jpgDSC_0455.jpgDSC_0463.jpgDSC_0464.jpgDSC_0471.jpgDSC_0477.jpgDSC_0487.jpgDSC_0492.jpgDSC_0496.jpgDSC_0498.jpgDSC_0501.jpgDSC_0502.jpgDSC_0506.jpgDSC_0518.jpgDSC_0524.jpgDSC_0526.jpgDSC_0528.jpgDSC_0530.jpgDSC_0532.jpgDSC_0536.jpgDSC_0541.jpgDSC_0542.jpgDSC_0551.jpgDSC_0558.jpgDSC_0559.jpgDSC_0561.jpgDSC_0569.jpgDSC_0574.jpgDSC_0579.jpgDSC_0583.jpgDSC_0588.jpgDSC_0591.jpgDSC_0593.jpgDSC_0603.jpgDSC_0641.jpgDSC_0642.jpg