Pages Menu
Categories Menu

Posted on 21 Oct 2015 in Diócesis, Transparencia, Vicarios patriarcales

Premio Monte Sión a la Coordinación de Pastoral entre Migrantes

Premio Monte Sión a la Coordinación de Pastoral entre Migrantes

 

JERUSALÉN – El domingo 18 de octubre de 2015, el “Premio Monte Sión 2015” fue otorgado a la Coordinación para la Pastoral de los Migrantes (CPAM) en Israel, en reconocimiento a su trabajo para los migrantes en Israel desde su creación en 2011.

Desde 1987, el premio ha sido otorgado cada dos años a personas o instituciones que se hayan destacado por su contribución al diálogo entre religiones y culturas en Tierra Santa, y al entendimiento mutuo entre judíos, cristianos y musulmanes. Son estos los hombres y mujeres que la Fundación Monte Sión, fundada en 1986 por el padre Wilhelm Salberg, honra y reconoce a través de este premio.

 

Estímulo para el CPAM

El “Premio Monte Sión ” este año fue otorgado a la Coordinación para la Pastoral de los Migrantes, por el valioso trabajo de sus hombres y mujeres religiosos y laicos con los migrantes en Israel, que también están involucrados en el diálogo judeo-cristiano, en muchos diversos niveles de la vida diaria. La ceremonia de premiación se llevó a cabo en la Abadía de la Dormición, en el Monte Sión, en Jerusalén, en presencia de numerosos invitados de todos los orígenes y ganadores anteriores del mismo premio, en una actitud de amistad.

El Rdo. Gregory Collins OSB, Abad de la Abadía benedictina de la Dormición, dio la bienvenida a los invitados, que incluyeron el obispo William Shomali, vicario patriarcal para Jerusalén y Palestina; obispo Giacinto-Boulos Marcuzzo, vicario patriarcal para Israel; Mons. Matteo de Mori de la Delegación Apostólica; Prof. Verena Lenzen, directora del Instituto de Investigación Judeo-Cristiano en la Universidad de Lucerna, en Suiza; y la Sra. Hana Bendcowsky del Centro de Jerusalén para las Relaciones Judeo- Cristianas.

 

Concientizar

El premio fue entregado al padre David Neuhaus SJ, vicario patriarcal para los católicos de lengua hebrea en Israel y coordinador de la pastoral de los migrantes. Él dijo: “Este premio es un gran estímulo para continuar nuestro ministerio para los migrantes. El papa Francisco nos invita a todos a salir y encontrar a aquellos que están en necesidad, para darles más dignidad. Nuestra Iglesia en Tierra Santa, en sí, tiene necesidad. Sin embargo, espero que este premio despierte nuestra conciencia, que algunos son aún más necesitados y estamos llamados a ir hacia ellos. Espero que este premio llame la atención sobre este trabajo y atraiga aún más colaboradores, dispuestos a unirse a nosotros para dar, con alegría!”

Los desafíos de este ministerio son numerosos y abrumadores, según lo expresado por el padre David: “Necesitamos una visión unificada, que reúna a los cristianos palestinos árabes y ciudadanos de Israel, los católicos de lengua hebrea que viven en la sociedad israelí judía, como nuestros migrantes lo hacen. La Iglesia es muy pequeña, pero necesita estar presente en la sociedad e integrada en su cultura. Se debe enseñar la fe a las nuevas generaciones, tentadas por la asimilación e inmersas en una cultura secularizada. Además, trabajamos con los migrantes que se enfrentan a muchos desafíos debido a la pobreza, la discriminación y la explotación. Hay mucho que hacer!”

Después de su discurso de aceptación, invitó a los miembros del CPAM presentes y colaboradores para pasar al frente con él y el gran grupo de adultos y niños recibieron una ovación de pie.

La ceremonia concluyó con música. El salmo 126 fue cantado en hebreo, dirigido por Benny, un seminarista de la vicaría y se unieron los niños y los de la audiencia. El coro de estudiantes alemanes de la Abadía de la Dormición, presentó una hermosa interpretación musical.

El “Premio Monte Sión” es otorgado tradicionalmente a finales de octubre, próximo al aniversario de la publicación de Nostra Aetate del Concilio Vaticano II, el 28 de octubre de 1965. El premio es más significativo este año, en el 50 aniversario de esta “Declaración relativa a la relación de la iglesia, hacia las religiones no cristianas”.

 

Manuella Affejee

DSC_0002.jpgDSC_0003.jpgDSC_0004.jpgDSC_0015.jpgDSC_0028.jpgDSC_0033.jpgDSC_0040.jpgDSC_0044.jpgDSC_0065.jpgDSC_0078.jpgDSC_0083.jpgDSC_0084.jpgDSC_0087.jpgDSC_0103.jpgDSC_0109.jpgDSC_0176.jpgDSC_0189.jpgDSC_0200.jpgDSC_0204.jpgDSC_0208.jpgDSC_0216.jpgDSC_0145.jpgDSC_0148.jpgDSC_0164.jpg