Pages Menu
Categories Menu

Posted on 24 Dec 2014 in Comunicados de prensa, Patriarca

Mensaje de Navidad de Su Beatitud Fouad Twal 2014

Mensaje de Navidad de Su Beatitud Fouad Twal 2014

Conf-de-press-300x199JERUSALÉN – Su Beatitud Fouad Twal envió su mensaje de Navidad, a través de su Vicario en Jerusalén y Palestina, Obispo William Shomali, durante la conferencia de prensa, celebrada el jueves 18 de diciembre en el Terra Santa College. También, fue la ocasión para inaugurar el nuevo Centro de Información Cristiana (CMC).

Conferencia de Prensa – Mensaje de Navidad

18 de Diciembre de 2014

 

Queridos amigos y queridos habitantes de la Tierra Santa,

A todos ustedes y a sus seres queridos les deseo una Feliz Navidad!

Estimados periodistas, al saludarlos esta mañana, les doy las gracias por su trabajo y mi esperanza es que siempre lo lleven a cabo con sabiduría y veracidad. Una vez más, expreso mi admiración y respeto por aquellos de ustedes que mostraron gran preocupación y coraje, en particular, en la cobertura de la visita de Su Santidad, el Papa Francisco a Tierra Santa, así como los devastadores acontecimientos del verano pasado, en el Medio Oriente.

A finales del año 2014, en la meditación de estos acontecimientos, me identifico en cierto modo, con las palabras de Charles Dickens: “Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, era la época de la sabiduría, era la época de la estupidez, era la época de las creencias, era la época de la incredulidad, era la temporada de la luz, era la temporada de la oscuridad, era la primavera de la esperanza, era el invierno de la desesperación”.

1 – “El mejor de los tiempos”

(i) Uno de “los mejores tiempos” para mí en el año pasado fue la peregrinación del Santo Padre a Tierra Santa. Tuvo éxito en el plano pastoral y ecuménico, y alentó a todos los fieles a meditar y reflexionar profundamente sobre las homilías y discursos que pronunció y los gestos humildes y no planificados que él hizo. Hay esperanza de que el Santo Padre tendría la posibilidad de visitar Nazaret durante el año, aún consagrado para la familia.

(ii) Siempre es una gran alegría y un privilegio para mí, ordenar hombres al sacerdocio sagrado. Este año, nueve fueron ordenados, algunos de estos hombres vienen de otras partes del mundo y enviamos algunos de ellos para servir a nuestros fieles en la diáspora.

(iii) El Sínodo sobre la Familia, que se realizó en octubre en Roma, presentó la oportunidad de hacer frente a los muchos desafíos que enfrentan las familias. Fue una ocasión donde se pidió por sabiduría auténtica y esperanza. Cada cultura está plagada de problemas comunes y también con sus propias dificultades peculiares. En nuestra tierra sigue siendo la política de un régimen intransigente, con una política intransigente que divide a las familias y alienación de razas.

2 – “El peor de los tiempos”

(i) Algunos de “el peor de los tiempos” durante el año, fueron vistos en una intensificación de la violencia y las reacciones hostiles posteriores. La devastadora guerra, acompañada del derramamiento de sangre en Gaza, ha sido la más devastadora de todas.

Si bien es muy bueno que el mundo está abriendo sus ojos a la dura realidad de la vida aquí, a través de peregrinaciones y turismo, sin embargo, sería “el mejor de los tiempos” si hubiera un entendimiento claro y amplio de las causas de este contexto lleno de contradicciones y radicalismo.

Sería más responsable y provechoso, encontrar enérgicamente soluciones a los problemas, en lugar de nivelar las acusaciones el uno al otro.

Cómo y por qué los hombres lograron convertir una Tierra Santa en una tierra de violencia, injusticia y miedo.

El liderazgo político, educativo y religioso debe reconocer la culpable negligencia, al no tomar posiciones fuertes y proactivas, para ejercer influencia en los sectores de la sociedad, sobre la cual, cada uno tiene responsabilidad.

(ii) Durante las visitas pastorales a las parroquias, pudimos sentir, tocar y experimentar la tragedia de los muchos refugiados de Siria e Irak: Las familias que perdieron sus hogares, el trabajo, los seres queridos y familiares. Es desgarrador ver a los niños corriendo en medio del polvo en el campo, sin ninguna meta y dirección en la vida. Junto a la tragedia inhumana que está cubriendo el Medio Oriente con sangre y destrozándola, muchos en el gobierno y líderes de opinión son sorprendidos que los jóvenes abrazan las causas desviadas espirituales, inhumanas y despiadadas, y participan en aventuras sin salida.

Palabras irresponsables de Jerusalén han provocado actos de violencia y contra-acciones, y en las calles de nuestra querida Ciudad Santa de Jerusalén ha fluido sangre y lágrimas. Hemos orado por la paz, confortando a los que lloran, visitamos a los heridos y vamos a seguir, pero ¿hasta cuándo? ¿Cuándo vamos a aprender a vivir juntos como hermanos y hermanas, conscientes de que esta ciudad tiene como vocación la paz que los líderes políticos se asfixian con las políticas que promueven la injusticia y la discriminación?

Al visitar la devastación en Gaza, nos damos cuenta de que la guerra no ayuda a encontrar ninguna solución … Gaza está ahí, los palestinos están allí con sus aspiraciones de más justicia y paz, de acuerdo con la ley y las resoluciones internacionales. El pueblo de Israel aún está allí con sus incertidumbres, temores, buscando seguridad. En los últimos diez años, hemos sufrido tres guerras donde miles de personas han muerto, cientos de miles han sido heridos y hay una secuela de destrucción y desesperación. Las responsabilidades de los líderes políticos, israelíes y palestinos, para encontrar y facilitar una solución, son grandes. La responsabilidad es grande también de la comunidad internacional, para ayudar a estas dos partes a ayudarse a sí mismos.

Ahora, volvemos al “mejor de los tiempos”, la Temporada de la Santa Navidad está aquí, y el mensaje de Jesús hace eco una vez más desde el pesebre en Belén, en los oídos de todos. Jesús es la luz en medio de la oscuridad y su verdad resuena en nuestros corazones, siempre con una nueva frescura de alegría y devoción.

El misterio de la Navidad es un mensaje, que ilumina con la verdad celestial a un mundo que está sumido en la oscuridad por errores fatales. Habla de una “época de la estupidez”, que se encuentra inmersa en una “temporada de la oscuridad”, que una vez habló de una “primavera de la esperanza”, pero que sólo ha dado en un “invierno de la desesperación.”

Con todos nuestros problemas y sufrimientos, recordamos con gratitud la solidaridad de muchas personas, organizaciones, instituciones y Estados que han venido en nuestra ayuda por muchos medios.

Recordamos en nuestras oraciones a todos los pacificadores y aquellos de los medios de comunicación que llevan a cabo una promoción maravillosa de la información y presentación transparente, veraz y justa de nuestra situación.

El nacimiento de Jesús promete misericordia, el amor y la paz a un sinnúmero de personas en su sufrimiento y tribulación; a las personas que ven sus vidas destrozadas y sus esfuerzos rotos en la lucha tumultuosa y el odio de nuestros días de tormenta.

Y por eso, hago un llamado, en particular, a los líderes de nuestra tierra a:

– Proteger a nuestros fieles y ciudadanos, no con armas de fuego, pero con una mayor esperanza, optimismo y el respeto a la dignidad de cada persona, con el fin de asegurar sus “derechos inalienables” dotados por el Creador.

– Ayudar a restablecer el Estado a una disciplina racional, con justicia y principios de democracia, al servicio de la sociedad humana. Un Estado que garantice la igualdad de derechos a todos los ciudadanos y que se dé cuenta de que, un día, vamos a rendir cuentas a Él que es el Rey de los reyes y Señor de señores.

Para nuestros fieles de Tierra Santa, nuestros amigos de todo el mundo y nuestros queridos peregrinos, les deseo a todos una Feliz Navidad y un Año Nuevo lleno de paz, de buena salud y buenos empleos para nuestros jóvenes.

+  Fouad Twal
Patriarca Latino de Jerusalén

DSC_0119.jpgDSC_0095.jpgDSC_0107.jpgDSC_0123.jpgDSC_0125.jpgDSC_0128.jpgDSC_0131.jpgDSC_0134.jpgDSC_0139.jpgDSC_0142.jpgDSC_0148.jpgDSC_0152.jpgDSC_0162.jpgDSC_0166.jpg