Pages Menu
Categories Menu

Posted on 22 Sep 2014 in Discursos y entrevistas FT, Patriarca

“Por la paz en el Medio Oriente escuchar la voz de la Iglesia”

“Por la paz en el Medio Oriente escuchar la voz de la Iglesia”

Fouad-300x230ENTREVISTA -“Occidente debe intervenir de una manera lógica, no sólo cuando sus intereses se ven amenazados … La comunidad internacional y los Estados Unidos han “regalado” todos los extremistas, todos estos locos de Europa que han encontrado refugio en Siria”. Así, Fouad Twal, patriarca latino de Jerusalén, comentó sobre el tema de Irak con claridad y eficacia en esta entrevista concedida a el 05 de septiembre 2014 en la que llama la atención sobre la tragedia de Gaza y la voz desconocida de los patriarcas de la Iglesia en Oriente Medio .


Tras el acuerdo de alto el fuego , la atención se ha desplazado ahora a la reconstrucción de Gaza. Para los que permanecen en la Franja de Gaza significa una posibilidad de cambio?

En estos días el obispo auxiliar y el administrador del Patriarcado de Jerusalén han obtenido un permiso para visitar Gaza. La tregua está muy bien, pero es un resultado obtenido después de la muerte de más de mil palestinos, y la destrucción casi total. No es la primera vez que la población de la Franja  paga por esos conflictos. Ahora nos enfrentamos a una nueva y costosa reconstrucción en términos financieros y humanos. Pero me pregunto: destruir Gaza, destruyendo todo un pueblo y luego pensar en reconstruirlo … ¿por qué tiene que llegar a esto? ¿Quién va a curar las heridas internas? ¿Quién curará a los muchos de los niños que han presenciado el horror y la muerte de los miembros de su familia? Yo digo que si las condiciones son y seguirán siendo las mismas que antes de la guerra, si estas condiciones no cambian, vamos a seguir teniendo un pueblo que está desesperado, humillado y frustrado. Significará seguir  generando odio y extremismo. Y todos vamos a pagar el precio de esta política.

¿Cómo se puede llegar a un acuerdo justo y al apaciguamiento?
Para llegar a un acuerdo justo y una paz justa en la Franja de Gaza cada una de las partes debe ceder parte de su lugar. Es sobre todo a los principales actores, los políticos y los ejecutivos los que deben tener lógica y  actuar y trabajar de verdad en favor de una paz constructiva. La comunidad internacional debe hacer una revisión objetiva y tener el coraje de decir la verdad, aunque no le guste a todos. El hecho es que todos tengamos la misma dignidad, todos tengamos los mismos derechos y deberes. Hay una ley fundamental de la política internacional que se llama “reciprocidad”.Este principio debe aplicarse.

¿Puede la Iglesia en Tierra Santa promover esta perspectiva?

Creo que todas las iglesias cristianas que han estado en la Tierra Santa desde hace siglos tienen más elementos para ayudar a proporcionar una visión completa. Ellos pueden ayudar a dar ese juicio equilibrado y un punto de vista dirigido al bien de todos, a aquellas partes involucradas en el conflicto que luchan para ganar. La presencia de las Iglesias cristianas es una presencia que está lejos del fanatismo político o religioso que se puede ver en una u otra parte.

El párroco de Gaza fue recibido y alentado por el Papa. ¿El hecho de que el sacerdote permanecese allí durante el conflicto tiene importancia, no sólo para la Iglesia en Tierra Santa?

Nos mantenemos junto a nuestro pueblo; nos encontramos en la situación, cualquiera que ésta sea. Estamos en el sufrimiento del pueblo y nuestras iglesias están abiertas a todo el mundo. Esto muestra claramente lo que somos, y la naturaleza de nuestra verdadera identidad tanto en Gaza, en Siria, en Jordania y en Irak.

La comunidad internacional debe, por tanto en su opinión, escuchar la voz de las Iglesias de Oriente Medio?

Pida la opinión de los pastores de las iglesias que viven en el lugar y que podría ayudarles a comprender las decisiones correctas, y evitar muchos errores. No escuchar a la voz de los patriarcas de la Iglesia ha dado lugar a muchos errores. Por desgracia, la política que se persigue en la zona es una política de interés. Una política que elude el llanto del pueblo. Nuestra presencia o no nuestra presencia aquí, para la comunidad internacional, dice poco.

¿Puede dar un ejemplo de esta política?

Basta con pensar en Gadafi. Durante cuarenta años fue tratado como un amigo. Cuarenta años más tarde descubrieron que era malo. Pero había otros que eran aún peores que Gadafi y no han sido tocados. Cambian los regímenes y destruyen países sólo para promover ciertos intereses.

Pero, ¿qué debe hacer Occidente para que lo defienda y defenderse de los extremistas?

Por el momento, Occidente debe intervenir de una manera lógica, no sólo intervenir cuando sus intereses se ven amenazados. En uno de los discursos en Jordania, dirigiéndose al pueblo de Siria, el Santo Padre llama “criminales” a los que venden armas.

En la homilía, que usted entregó en Siracusa, dijo que “ISIS fue inicialmente apoyado por la comunidad internacional.” ¿Puede explicar esta afirmación?

Vuelvo a Siria, ya que todo empezó a partir de ahí. Para derrocar al régimen de Assad, la comunidad internacional apoyó a estos grupos extremistas. La comunidad internacional y Estados Unidos dotaron a todos los extremistas, todos estos locos de Europa que han encontrado refugio en Siria para luchar contra un régimen que Estados Unidos no le gustaba, que Israel y la comunidad internacional tampoco. El régimen se encuentra todavía en buen estado de salud y las muertes están aumentando en número. Es una política ciega.

Sin embargo, el silencio de muchos líderes del mundo árabe se observa, tanto por lo que pasó en Gaza en relación con el conflicto por el poder yihadista en Irak …

Ha habido artículos de intelectuales islámicos y musulmanes individuales que han expresado su oposición frente a los ataques y la violencia y la ideología yihadista. Por parte de muchos gobiernos de los países árabes la posición era deficiente y carecían de una declaración clara.! Estos gobiernos, sin embargo, tienen evidentemente que proteger sus intereses.

El problema del fundamentalismo sigue existiendo no obstante. En su opinión ¿cómo se puede luchar contra el?

Nuestra pregunta es: ¿quién está detrás, quien alimenta el fanatismo?.El que  enaltece la violencia en nombre de Dios sólo puede ser neutralizado por una buena educación. Si esta educación no está en su lugar, tenemos que pagar el precio. El punto es este. Todo depende de lo que se enseña a nuestros hijos. Una mala educación predispone al fanatismo; una buena educación prepara el terreno para un verdadero diálogo que todos queremos. El fanatismo, el fundamentalismo se encuentra en diferentes partes, y no es una característica única de los islamistas, los representantes del Islam fanático. Eso también pasa en el lado israelí.

Usted se está refiriendo a los grupos de colonos en Israel que lleva a cabo ataques contra los cristianos y musulmanes en el nombre de “ Price Tag”?

Sufrí mucho el año pasado por los ataques y pintadas injuriosas y ofensivas contra nosotros por estos grupos, y que aparecieron en las paredes de nuestras iglesias. Las autoridades han deplorado y condenado esos actos. Pero no ayuda a despreciarlos sino llevar a los culpables a juicio, y sin tratar de resolver el problema al nivel de la educación. Y entonces me pregunto si es apropiado para el trabajo de educación y prevención por parte de las instituciones israelíes de incluir dichos temas. He recibido varias llamadas telefónicas de algunos académicos que condenaron estos actos sinceramente y me pregunté: “¿Qué se puede hacer”, le contesté: “Usted está en contacto con mucha gente joven, muchos estudiantes, por favor, les enseñan lo que significa el respeto a otros, la democracia y la libertad. “Estas son cosas que cada nación equilibrada puede y debe condenar a través de la educación y no  permitir que vaya en aumento.

Y ¿qué piensa usted acerca de la propuesta de alistamiento de árabes cristianos en el ejército de Israel?

A nivel individual, cada uno es libre de actuar como desee. Pero creo que esta propuesta persigue el objetivo de dividir a la comunidad árabe en su interior, desgarrando la comunidad de los musulmanes y los cristianos que siempre viven juntos, y el objetivo de afirmar que los cristianos no son árabes. Cristianos aquí, como yo, también, son cien por ciento cristiana y el cien por cien árabe. Nadie puede cambiar eso y hacer documentos falsos. Nadie puede creer otra línea. Si alguien ha aceptado esta propuesta, asumirá la responsabilidad de la misma. Por desgracia, uno siempre encuentra algunos individuos débiles que, bajo presión o promesa de dinero, pueden hacer esto.

 

Recientemente, fueron capaces de cumplir con los refugiados iraquíes en Jordania. ¿Qué es lo que ve y oye?

Visité el centro abierto por Caritas Jordania para los refugiados de Mosul y he visto una situación muy dramática. Muchos no querían hablar por el dolor, la agonía de dejar un hijo o hija en Irak. No sabemos, en este momento, lo que su futuro puede ser; si se van a quedar allí o no. Ellos no quieren volver porque ya no queda nada. Nosotros, como un patriarcado, estamos comprometidos a darles apoyo material y moral. Hago un llamamiento a la solidaridad de la comunidad internacional y las diócesis italianas para ayudar a estas almas.

Entrevista realizada por Stefania Falasca para Avvenire