Pages Menu
Categories Menu

Posted on 8 Sep 2014 in Actualidad local, Diócesis, Obispos, Política y sociedad

Monseñor Shomali: “La esperanza sigue brillando en los ojos de los habitantes de Gaza”

Monseñor Shomali: “La esperanza sigue brillando en los ojos de los habitantes de Gaza”

Gaza-visite-1-300x225GAZA – 1 de septiembre de 2014 – En la visita a Gaza por un día, el Obispo Shomali, Vicario Patriarcal para Jerusalén y Palestina, interactuó y se encontró con las comunidades cristianas de Gaza, en medio de los escombros. Un paisaje devastado y la gente, que en su mayoría quiere salir, lo esperaban. Al mismo tiempo, la vida continúa y el Obispo pudo detectar una luz de esperanza después de la guerra.

 

  1. Usted pasó el día de ayer en Gaza. ¿Qué vio? ¿Con quién se encontró?

Cuando llegamos a Gaza con el Canciller del Patriarcado Latino, Padre George Ayoub; el Ecónomo, Padre Imad Twal y la Superiora General de las Hermanas del Rosario, fuimos recibidos en el check point de Erez por una delegación de la parroquia, dirigida por el Padre Mario da Silva, Vicario de la parroquia. El Sacerdote, Padre George Hernández, aún no había regresado de Roma, donde tuvo una audiencia con el Santo Padre. Luego nos dirigimos a través de la destrucción del barrio Shejaiya, encontrándonos con un paisaje devastado: Ruinas, escombros, cientos de casas destruidas y quemadas. Nos sentimos como si estuviéramos en la etapa final de la Segunda Guerra Mundial. Conocimos a unas cuantas familias que compartieron su drama. Muchos criticaban el Hamas después de la guerra, porque según ellos los dejó sin hogar y perdedores. Vimos a la gente que sufre de escasez de agua, haciendo filas para llenar recipientes de agua de los tanques en la calle, puestos a disposición por Caritas Jerusalén. Hemos visto a adolescentes que buscaban hierro entre los escombros, o cualquier cosa de valor en las ruinas para su reventa.

Visitamos a las Misioneras de la Caridad de la Madre Teresa, que permanecieron durante la guerra, cuidando de treinta a cincuenta ancianos y discapacitados. Ellas estaban sonriendo, felices con su trabajo. Una noche, se les advirtió a huir debido a que su casa sería bombardeada. Pero gracias a la intervención de la Embajada de Italia, que pudieron quedarse en la casa con los niños y los ancianos. Era la única solución, porque no podían encontrar otro lugar de protección contra las bombas. Después, visitamos la casa de las Hermanas del Verbo Encarnado. Su casa, recientemente restaurada, fue alcanzada por los escombros de una explosión, por lo que necesita otra restauración. Luego nos reunimos con el Obispo Ortodoxo Alexios de Gaza, de origen griego.  Como un buen pastor, se quedó junto a su parroquia durante la guerra. Él nos contó cómo en el corazón del conflicto, abrió su iglesia a los musulmanes palestinos durante el Ramadán, ofreciéndoles una comida caliente, cada noche, para romper el ayuno. También fuimos al Hospital Anglicano Al Ahli que fue sede de 4.000 personas heridas en circunstancias trágicas. Nos detuvimos en las Hermanas del Rosario, cuya escuela tuvo el impacto de tres explosiones, menos serias esta vez comparada con la guerra anterior. Toda la visita fue una verdadera maratón. Se terminó a las 2:00 pm, debido al cierre anticipado de Erez, por lo que no pudimos visitar nuestra escuela parroquial, que estaba abierta a un millar de personas sin hogar, alimentadas y cuidadas por Cáritas durante toda la guerra.

  1. El daño es considerable. ¿Cuál es el sentimiento predominante entre la gente de Gaza? ¿El miedo, la desesperación, etc.?

Esta es la paradoja: Nosotros esperábamos ver a la gente triste o llorando, pero nos sorprendió encontrarnos con gente valiente, dispuesta a reanudar la vida con perseverancia. La gente va a trabajar poco a poco. Los pescadores han encontrado un poco de esperanza; salen a las 6:00 de la tarde y regresan al amanecer, sus botes llenos de peces, incluyendo especies nunca antes vistas en sus redes. Alguien me dijo que después de las 8:00 de la mañana, ellos no encuentran más pescado en el mercado, debido a que las personas habían sido privadas de eso durante mucho tiempo … Sí, vimos brillar la esperanza en los ojos de aquellos que encontramos y no la desesperación que esperábamos ver.

  1. ¿Ha visitado las escuelas que albergan a los refugiados? ¿Cuál es el futuro de estas personas? Ayer fue el comienzo del año escolar en el país. ¿Podría pasar esto en Gaza?

Más de 30.000 casas fueron destruidas. Los refugiados que perdieron sus hogares llegan a ser aproximadamente 350.000. Ellos siguen durmiendo en las escuelas de la UNRWA, o con sus padres y parientes. También vi personas durmiendo en las calles en colchones improvisados, hasta que las carpas lleguen que la ONU debe enviar antes del invierno. Carpas…. mientras esperan la reconstrucción de Gaza; esto tomará años y costará billones de dólares. El nuevo año escolar no puede comenzar, pero me informaron que las escuelas estatales reanudarán primero las clases, ya que no se vieron afectadas por los bombardeos. Las escuelas de la UNRWA fueron las más afectadas. Se necesitan algunas semanas para rehabilitarlas. Con relación a nuestra escuela en Gaza, necesitamos al menos un mes para restaurarla y poder recibir a los estudiantes. Entonces, las escuelas se enfrentarán a serios problemas financieros. Debido a que las familias de los estudiantes no pueden pagar la matrícula, tenemos que encontrar la manera de ayudar.

  1. ¿Cuál es el papel de la Iglesia allí, de las comunidades religiosas y asociaciones cristianas de la ayuda humanitaria?

La Iglesia fue muy activa durante y después de la guerra: Ortodoxos, anglicanos y musulmanes fueron unánimes en reconocer la labor de la Iglesia Católica y sus organismos humanitarios, incluidas Caritas, Catholic Relief Services y la Misión Pontificia, que trabajó junto a otras agencias cristianas como World Vision. Todos hicieron un trabajo maravilloso de distribución de agua, pan, mantas, comidas calientes y medicinas. Ellos también lograron obtener combustible para los hospitales, ya que la principal fuente de energía fue gravemente dañada y ahora están generando motores que proporcionan la electricidad.

 

  1. ¿Qué esperanza existe para el pueblo de Gaza? ¿Reconstruir hasta la próxima guerra? ¿Creen en la tregua? Y sobre todo ¿Creen aún en la paz?


Después de tres guerras consecutivas, interrumpidas por breves treguas, los habitantes de Gaza han perdido la esperanza en una tregua y creen poco en la paz. Los cristianos se reducen a menos de 1.500 y piensan sólo en salir. Algunos habitantes de Gaza, sin embargo, todavía creen en la paz. Estos son los que creen que han ganado la guerra y creen que pronto disfrutarán de todos los beneficios de esta victoria: El acceso abierto, la creación de un puerto y un aeropuerto. Los hechos, sobre todo en el futuro, dirán quién ganó. La victoria, en verdad, será política o diplomática, porque desde el punto de vista militar, todos son perdedores. Se espera que las negociaciones comiencen en septiembre; quien obtenga la mayoría habrá “ganado” la guerra. En cuanto a nosotros, rezamos para que ésta sea la última guerra en Gaza y venga la paz. Esta es nuestra esperanza.
Observaciones compiladas por Myriam Ambroselli

 

gaza1.jpggaza2.jpggaza3.jpggaza4.jpggaza6.jpggaza5.jpgIMG_2287.JPGIMG_2290.JPGIMG_2293.JPGIMG_2325.JPGIMG_2327.JPGIMG_2338.JPGIMG_2339.JPGIMG_2363.JPGIMG_2365.JPGIMG_2366.JPGIMG_2367.JPGIMG_2369.JPGIMG_2390.JPGIMG_2391.JPGIMG_2396.JPGIMG_2406.JPGIMG_2407.JPGIMG_2408.JPGIMG_2432.JPGIMG_2449.JPGIMG_2450.JPGIMG_2479.JPGIMG_2508.JPGIMG_2510.JPGIMG_2570.JPGDSCF1826.JPGDSCF1827.JPGDSCF1828.JPGDSCF1830.JPGDSCF1831.JPGDSCF1832.JPGDSCF1833.JPGDSCF1834.JPGDSCF1845.JPGDSCF1846.JPGDSCF1847.JPGDSCF1849.JPGDSCF1862.JPGDSCF1869.JPGDSCF1873.JPGDSCF1878.JPGDSCF1879.JPGDSCF1883.JPGDSCF1884.JPGDSCF1885.JPGDSCF1886.JPGDSCF1887.JPGDSCF1888.JPGDSCF1889.JPGDSCF1897.JPGDSCF1932.JPGDSCF1934.JPGDSCF1937.JPGDSCF1948.JPGDSCF1959.JPGDSCF1961.JPGgaza 8.jpggaza 9.jpggaza 7.jpggaza 10.jpggaza 5.jpg