Pages Menu
Categories Menu

Posted on 1 Sep 2014 in Actualidad local, Política y sociedad

Actualización sobre la situación humanitaria en Gaza

Actualización sobre la situación humanitaria en Gaza

Gaza1GAZA – 25 de agosto de 2014 – Fachadas acribilladas a balazos, casas y edificios derrumbados, techos arrancados. En Gaza, algunos barrios se salvaron de los combates y los bombardeos que siguen haciendo estragos. Esto desde el último informe de la OCHA – Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas, el 25 de agosto, el día antes del alto al fuego.

Mientras que en el otro lado de la frontera, el 70% de los israelíes han dejado sus hogares para abandonar el área que se encuentra bajo el constante lanzamiento de cohetes, Gaza es un paisaje devastado. Muchos miles de hogares, hospitales, tiendas y comercio han sido derrumbados. Es algo más que paredes que necesitan ser reconstruidas. La sensación de miedo constante, pérdida de familiares, atrocidades vistas o experimentadas, impresiones de larga duración. Para los trabajadores psicosociales, Palestine Red Crescent, Cáritas, CRS (Catholic Relief Services) y otras organizaciones humanitarias, la prioridad es hacer frente a las situaciones de emergencia, las necesidades básicas de la población civil, alimentos, agua, refugio y ayudar a una población en estado de shock, a encontrar un sentido de seguridad y normalidad.

La intensidad de los ataques aéreos, los intensos combates terrestres y la imposibilidad de huir de la Franja de Gaza, genera un sentimiento de miedo constante. Una sensación reforzada por el hecho de que los lugares que antes se consideraban protegidos, teóricamente, centros de salud, hospitales, escuelas y edificios de la ONU inviolables, fueron algunas veces blancos directos, en represalia por los cohetes disparados desde estos lugares.

Del 7 de julio (inicio de la operación de protección de fronteras) al 25 de agosto (último informe OCHA), en el lado israelí, 67 israelíes murieron, incluyendo un niño de 4 años; en el lado palestino, 2.076 palestinos murieron, incluyendo 1.454 civiles, 491 niños y 253 mujeres.

En Gaza, más de 10.193 personas resultaron heridas y más de 1.000 niños van a sufrir discapacidades de por vida.

A estas cifras hay que añadir unos 25 palestinos (las cifras exactas no han sido reveladas) acusados ​​de colaborar con Israel y asesinados por Hamas. Un delito denunciado por el Fatah Palestino.

Gaza2En esta guerra sin piedad, más de17.200viviendas fueron destruidaso severamente dañadas, cientos de ellas fueron directamente blanco de los ataques aéreos israelíes. Como resultado delos bombardeos, más de 475.0000 personas han sido desplazadas y 280.000 de ellas vivenen las escuelas de la UNRWA, otros en refugios del gobierno o viven en hogareso alberguesde acogida.

Ningún lugar es seguro, las personas no tienen a dónde ir, ya que el bloqueo limita la población en los 400 kilómetros cuadrados de la Franja de Gaza, el 44%de los cuales ha sido designado por el ejército israelí, en su zona de amortiguamiento.

La actual acción militarenla Franja de Gaza,ha devastado una poblaciónque ya ha experimentado una crisis humanitaria crónica antes de esta acción reciente; 80% de la población recibió la asistencia humanitaria en la estrecha franjade arena, que ha soportadoun bloqueodurante 7años.

La ONU ha enviado un pedido de emergencia de 367 millones de dólares para satisfacer las necesidades inmediatas, incluyendo 293 millones de dólares para la alimentación y refugio. Se han movilizado las organizaciones locales e internacionales.

Cifras OCHA:

– Las casas de al menos 100.000 personas fueron destruidas o gravemente dañadas (17.200 hogares).

Las 100.000 personas cuyas casas fueron destruidas o severamente dañadas, necesitan ayuda alimentaria. Sin embargo, toda la población de Gaza se ha visto afectada por el conflicto y casi todos necesitan alimentos y otras ayudas a largo plazo. La escasez de electricidad limita la capacidad de almacenar productos frescos, tanto para tiendas y hogares. Debido a los daños a las granjas y tierras de cultivo, el precio de algunos productos alimenticios ha aumentado, que incluye fruta fresca, vegetales y huevos. Más de 4.000 animales deben ser alimentados para prevenir la pérdida de medios de vida. Una alta proporción de las tierras agrícolas sufrió daños, y el ganado muerto.

Un tanque de agua destruido por los ataques israelíes

Un tanque de agua destruido por los ataques israelíes

– Agua y saneamiento: Al menos 180.000 personas tienen un acceso limitado al agua. La falta de electricidad y combustible también restringe el suministro de agua. La ONU y otras agencias están preocupadas por el riesgo de enfermedades, relacionadas con la falta de acceso al agua. De hecho, miles de personas viven en escuelas y refugios superpoblados. Esto, junto a la falta de agua y el saneamiento deficiente, plantea riesgos epidémicos graves.

– Salud y nutrición: Una grave escasez de medicamentos y suministros médicos dificultan los beneficios para la salud, en particular, los relacionados con las emergencias, procedimientos quirúrgicos y unidades de cuidados intensivos. Los 29 hospitales trabajando con generadores de emergencia requieren de combustible. 15 hospitales y 16 centros de salud dañados requieren reconstrucción. La falta de cirujanos especializados limita el apoyo médico a los heridos.

Padre Jorge Hernandez, de la Parroquia Latina de Gaza

Padre Jorge Hernandez, de la Parroquia Latina de Gaza

– Protección: Al menos 373.000 niños necesitan apoyo psicosocial. Miles de restos de explosivos de guerra se encuentran en zonas urbanizadas que presentan un riesgo significativo para los niños, los campesinos, los trabajadores humanitarios y los desplazados internos que regresan a casa.

– Educación: Volver a la escuela, prevista para el 24 de agosto, no se llevará a cabo, la ONU ha anunciado un período de un mes para la recuperación, que podría ampliarse si las hostilidades continúan. 25 escuelas fueron destruidas o severamente dañadas, 230 resultaron dañadas y hay un riesgo significativo de restos explosivos de guerra. Casi medio millón de niños no van a regresar a clases la próxima semana.

Myriam Ambroselli

Fuente: Informe de la ONU – OCHA

Fotos del Padre Jorge Hernandez: Crónica sobre Gaza