Pages Menu
Categories Menu

Posted on 30 May 2014 in Iglesia, Papa - Tierra Santa 2014

Palestina: El Papa a los pies del muro de separación

Palestina: El Papa a los pies del muro de separación

Pape-au-pied-du-mur-300x200BELÉN – El Papa Francisco llegó a Palestina durante unas pocas horas en la mañana del 25 de mayo de 2014. En Belén, se reunió con el Presidente de la Autoridad Palestina y realizó una visita no programada al muro de separación construido por Israel. Una iniciativa que refuerza el impacto político de esta peregrinación.

 Temprano en la mañana del domingo, un helicóptero transportó al Papa desde Ammán hacia Belén. Verdaderamente un paso simbólico, por el cual el Papa no pasó a través de Israel para llegar al Territorio Palestino.

Más fuerte aún fue su voluntad de ir al muro de separación, construido por Israel desde 2004. Bajándose de su papamóvil, el Papa dio unos pasos a lo largo de la pared; una pequeña figura junto a las enormes barras de hormigón. La construcción de esta “barrera de protección” más allá de los límites establecidos en 1967, está fuertemente cuestionada por la comunidad internacional y en ocasiones por los tribunales israelíes. La decisión del Papa de ir a lo largo de este muro, puede de alguna manera, causar una impresión y, lo que muchos esperan, tener un impacto sobre la intención del gobierno de Israel de ampliar aún más la pared.

El tercer acto de la mañana fue una reunión muy política con Mahmoud Abbas. Hace unos meses, el Presidente Palestino, fue recibido en el Vaticano y aquí, él nunca ocultó su alegría al recibir el Pontífice. En su reencuentro, después de un largo abrazo, el Presidente Abbas dio la bienvenida al Santo Padre, recordó los fuertes lazos que existen con la Santa Sede y el Vaticano, antes de hablar del “horrible muro” erigido por Israel.

“Esta situación se hace cada vez más inaceptable”

En respuesta al Presidente de la Autoridad Palestina, el Papa Francisco recordó su cercanía a los que sufren de los conflictos, que duran en el Medio Oriente hace “décadas”.

Repitiendo el discurso diplomático en poder del Vaticano desde hace muchos años, describióla situación como siendo cada vez más inaceptable, apelando para una solución rápida y con dos estados, como él mismo explicó: Ha llegado el momento para que cada uno encuentre el coraje de ser generoso y creativo al servicio del bien común, la valentía de forjar una paz, que se apoya en el reconocimiento por parte de todos del derecho de los dos Estados, a existir y vivir en paz y seguridad dentro de fronteras reconocidas internacionalmente”.

 Esta paz será eficaz, sobre todo si se mantiene la libertad religiosa. “El respeto de este derecho humano fundamental, él continuó, es, de hecho, una de las condiciones esenciales de la paz, la fraternidad y la armonía. Él le dijo al mundo que es necesario y posible, llegar a un buen acuerdo entre las diferentes culturas y religiones”.

Un “Regina Coeli” única.

Un poco más tarde, al final de la misa, con la presencia de Mahmoud Abbas, el Papa Francisco, sorprendiendo a todos, invitó al Presidente de la Autoridad Palestina y su homólogo israelí, Shimon Peres, para orar juntos por el don de la paz, “Ofrezco mi casa, en el Vaticano, para acoger esta reunión de oración” propuso el Papa Francisco ante una asamblea emocionada. La invitación fue extendida. Los dos jefes de Estado confirmaron más tarde que van a reunirse con el Papa en el Vaticano.

Pierre Loup de Raucourt