Pages Menu
Categories Menu

Posted on 10 May 2014 in Actualidad local, Política y sociedad

“Muerte a los árabes y cristianos” frente a la oficina de los obispos de Jerusalén

“Muerte a los árabes y cristianos” frente a la oficina de los obispos de Jerusalén

P1520683JERUSALÉN – La ola de fanatismo e intimidación contra los cristianos continúa. Otra amenaza, “Muerte a los árabes, los cristianos y todos los que odian a Israel”, fue etiquetado en lunes 5 de mayo 2014, en una columna delante de la oficina de la Asamblea de los Obispos, Notre Dame de Jerusalén. Preocupados, los Jefes de las Iglesias de la Tierra Santa se preparan para responder.
La frase en hebreo es encabezada con una estrella de David. El Padre Pietro Felet, Secretario de la AOCTS y de la CELRA, se mostró sorprendido por este triste descubrimiento al abrir su oficina, el lunes 5 de mayo.

 

Lo que hace que el asunto sea más explícito y serio es el lugar preciso donde se escribió la amenaza: La oficina de la AOCTS (Asamblea de Ordinarios Católicos de la Tierra Santa), en una columna externa de la Notre Dame Center Jerusalén opuesto a la Puerta Nueva en el corazón de la ciudad de Jerusalén. ¿Mera coincidencia? El Notre Dame Center es propiedad de la Santa Sede y esta provocación se produce dos semanas antes de la visita del Papa de Francisco a la Tierra Santa y Jerusalén.

Los actos de vandalismo y, especialmente, las amenazas de muerte contra los cristianos de la semana pasada en Galilea han despertado gran emoción y solidaridad. “Durante más de una semana, dice el Obispo Giacinto-Boulos Marcuzzo, Vicario Patriarcal para Israel. “Yo fui, literalmente, un “prisionero”, junto con mis colaboradores, en la sala de estar en el Vicariato Patriarcal en Nazaret, donde habían continuas visitas por parte de personas y grupos de distintas religiones: Musulmanes, drusos, cristianos de todas las denominaciones, los círculos académicos judíos y asociaciones de diálogo”.

Pero los fieles han percibido una nota falsa en estas expresiones de solidaridad. Aparte de la visita de investigación a la policía local, ningún gesto de solidaridad y condena llegó por el lado político israelí. Se ha conmocionado profundamente a los fieles: “No nos sentimos seguros ni protegidos”.

 

Los obispos están muy preocupados por la falta de seguridad y la falta de capacidad de respuesta del sector de la política y temen una escalada de violencia. Ha habido terror durante algún tiempo, a partir del grafiti, luego se trasladó a la perforación de agujeros en los neumáticos de los coches, diferentes actos de vandalismo y saqueo de propiedades o símbolos cristianos. Dada la ausencia o debilidad de la acción penal, los vándalos han llegado a las amenazas personales. El informe recientemente publicado por US Report sobre el fenómeno de Mekhir Tag (etiqueta del precio) y otros aspectos de este vandalismo terrorista es muy claro y preocupante. En él se enumeran más de 400 casos, la gran mayoría no ha sido enjuiciada.

 

Los Jefes de las Iglesias de la Tierra Santa están preparando una serie de acciones, destinadas a informar a la opinión pública local e internacional y para hacer que las autoridades y funcionarios de la ley estén conscientes de sus responsabilidades.