Pages Menu
Categories Menu

Posted on 28 Jan 2014 in Diócesis, Noticias de la diócesis

La iglesia refugio para los inmigrantes en Jaffa

La iglesia refugio para los inmigrantes en Jaffa

Article-messe-migrants-300x199Jaffa – Con ocasión de la jornada internacional del inmigrante y del refugiado, se ha celebrado el 18 de enero de 2014 una misa por parte de la Coordinadora del patriarcado Latino de pastoral para los inmigrantes junto a la parroquia de San Antonio en Israel. 

No es un hecho común que en Israel se celebre un encuentro de masas de fieles proveniente de al menos trece o catorce países “mirad alrededor” ha expresado el padre David Nuehaus durante su homilía. Mirad hermanos y hermanas que el Señor nos ha dado juntos numerosos y diversos por origen, cultura, lengua y color filipinos, indios, eritreos y etíopes, ceylaneses, rumanos, nigerianos, latino-americanos, polacos, rusos, ghaneses, libaneses, árabes y judíos, israelíes y muchos otros más.” Esta gran diversidad de nacionalidades para una misa muestra la importancia del movimiento migratorio en el cual el gobierno israelí  debe estar al frente. Hay en el país cerca de 53.000 solicitantes de asilo provenientes sobretodo de Eritrea y Sudán, entre los cuales 40.000 son cristianos.

Con ocasión de este encuentro las medidas seleccionadas provienen de todo el mundo. La oración universal ha sido leída en ocho idiomas y las lecturas han sido elegidas para la ocasión. El Evangelio elegido ha sido el de la Huída a Egipto tras la matanza de los inocentes por Herodes, pasaje que enfatiza las condiciones de los inmigrantes que han dejado todo a menudo  arriesgando la vida y que una vez llegados a Israel viven en condiciones precarias y a menudo difíciles.

Al final de la misa, cuatro comunidades han presentado sus tradiciones culturales por medio de cantos y bailes.

Su preocupación cotidiana es recuperar documentos, trabajo y salarios para sus familias. Pero este misa ha sido la ocasión para alegrarse “hemos venido a celebrar a rezar a proclamar nuestra fe ” ha recordado el padre Neuhaus. Queremos ser testimonios de que esta celebración es una gran alegría. En nuestro mundo fuera de la iglesia, las reacciones a la llegada de inmigrantes no siempre es acogida con alegría. Con frecuencia la llegada provoca más bien reacciones de distinta hostilidad.

La alegría de creer

Si esta misa era excepcional por su voluntad de reunir un gran número de inmigrantes provenientes de muchos países es también su ulterior testimonio de la importancia de esta comunidad inmigrante empelada en la fe cristiana.Rodeada de hermanas de diversas congregaciones y sacerdotes provenientes de países de origen inmigrante, esta comunidades desean encontrarse juntas regularmente. En Tel Aviv la comunidad filipina dispone de una capilla para 200 personas. El sábado, día de descanso semanal para una gran número de inmigrantes se celebran por lo menos cuatro misas. La capilla se llena de vez en cuando y los ritos son varios. No solamente filipinos sino también indios , de Ceylán etc…

La cosa más importante es ayudar espiritualmente de modo que mantengamos la fe como ha evidenciado la hermana de San Paul de Chartres originaria de Filipinas. Estas personas necesitan encontrar el coraje y la esperanza de su vida mediante la fe que alcanzan. También tienen necesidad de una familia. Muchas cosas de estas personas son derrumbadas, heridas dañadas. Las familias se dejan atrás. La iglesia debe ser una familia que los sostiene que guarisce

Un buen ejemplo de esta alegría y de esta necesidad de creer y de financiar la capilla que se encuentra en una sala arrendada por 32.000 shekkel (6.400 €) al mes. Señal de este compromiso son estos inmigrantes que contribuyen cada mes a continuar a celebrar, rezar y proclamar su fe en la alegría de ser una sola familia.

 Pierre Loup de Raucourt

18012014-DSC02180.jpg18012014-DSC02184.jpg18012014-DSC02192.jpg18012014-DSC02194.jpg18012014-DSC02197.jpg18012014-DSC02199.jpg18012014-DSC02200.jpg18012014-DSC02212.jpg18012014-DSC02216.jpg18012014-DSC02225.jpg18012014-DSC02233.jpg18012014-DSC02239.jpg18012014-DSC02242.jpg18012014-DSC02255.jpg18012014-DSC02269.jpg18012014-DSC02273.jpg18012014-DSC02284.jpg18012014-DSC02291.jpg18012014-DSC02293.jpg18012014-DSC02300.jpg18012014-DSC02303.jpg18012014-DSC02307.jpg18012014-DSC02311.jpg18012014-DSC02322.jpg18012014-DSC02330.jpg18012014-DSC02333.jpg18012014-DSC02335.jpg18012014-DSC02339.jpg18012014-DSC02340.jpg18012014-DSC02342.jpg18012014-DSC02343.jpg18012014-DSC02351.jpg18012014-DSC02352.jpg18012014-DSC02361.jpg18012014-DSC02371.jpg18012014-DSC02375.jpg18012014-DSC02378.jpg18012014-DSC02379.jpg18012014-DSC02382.jpg18012014-DSC02384.jpg18012014-DSC02393.jpg18012014-DSC02395.jpg18012014-DSC02405.jpg18012014-DSC02423.jpg18012014-DSC02427.jpg18012014-DSC02437.jpg18012014-DSC02448.jpg18012014-DSC02468.jpg18012014-DSC02477.jpg18012014-DSC02489.jpg18012014-DSC02491.jpg18012014-DSC02503.jpg18012014-DSC02509.jpg18012014-DSC02511.jpg18012014-DSC02515.jpg18012014-DSC02519.jpg18012014-DSC02522.jpg18012014-DSC02525.jpg18012014-DSC02526.jpg18012014-DSC02534.jpg18012014-DSC02541.jpg18012014-DSC02545.jpg