Pages Menu
Categories Menu

Posted on 18 Nov 2013 in Actualidad local, Política y sociedad

En Nazaret se celebró el simposium nacional sobre “Religión, Paz y medios de Comunicación”

En Nazaret se celebró el simposium nacional sobre “Religión, Paz y medios de Comunicación”

P1000741-300x225NAZARETH – Un importante congreso se celebró en el Hotel Golden Crown en Nazaret, el 7 y 8 de noviembre 2013 sobre: “La religión, la paz y los medios de comunicación. ” Fue organizado por el Comité Internacional de Cristianos en Israel ( ICCI ), cuya sede se encuentra en Nazaret, y fue presidida por Dr.Salim Nakhleh y por su secretario el Sr. Hussam Elias.

El ICCI fue fundado en 1950 por las iglesias, en su mayoría protestantes, de algunos países del norte de Europa para apoyar a los refugiados palestinos. Es el equivalente de la Misión Pontificia en la Iglesia Católica. En Oriente Medio, el ICCI , así como el hogar de Nazaret, también tiene otras cuatro oficinas en Jerusalén , Gaza, Amman y Beirut. En la norma, cada oficina está dirigida por un consejo que represente a todas las iglesias locales .

El ICCI es responsable de los refugiados palestinos, sus pueblos, sus escuelas y sus problemas sociales. No hace falta decir que ahora, 65 años después de la Nakba (catástrofe), los refugiados que permanecieron en el territorio que viven en aldeas y pueblos mixtos, y también ayuda tener diferentes propósitos. Pero el ICCI también está interesado en los aspectos más amplios de la situación social y  casi cada año organiza conferencias sobre socio-cultural y socio-religiosa como la de Nazaret. La organización ha encontrado el apoyo de la Universidad de Haifa, el diario As-Sonnara, el Instituto Académico de Nazaret y del Mercantile Bank .

Cada tema de esta conferencia, que se celebró durante dos días y en su mayoría en hebreo, han sido elaborados a través de tres ponencias de expertos (profesores – en particular la Universidad de Haifa – políticos y periodistas) y a través de un mesa redonda. Los expertos invitados y eran muy diversificados en su pertenencia cultural y religiosa siendo: el Dr. Rivka Ribak, el prof . Arnón Zukherman, el Dr. Hanna Suwaid, el prof . Rassem Khamaisi, el Dr. Hanna Keat y el prof. Ami Ayalon. Mientras que las mesas redondas fueron dirigidas desde el punto de vista religioso por el Dr. Michael Rosenthal, Yair Sheleg, por el Reverendo Elias Shaccour, por el Rabino Guilad Kariv, por Kadi Yiad Zahalqa, por el sheikh Nemer Nemer, y  desde el aspecto de la paz, el prof . Akiva Kohen, por Ilil Shahar, por Hussein Sweiti, por Yariv Oppenheimer y el Dr. Ghazal Abu Raya. Cada argumento fue considerado desde ambos puntos de vista y su relación con la cobertura de los medios.

Los participantes (alrededor de 50 a 55 personas), con el mejor nivel cultural y social, han seguido con interés el simposium, y aún con más viva atención la mesa redonda. Los mismos temas, como se sabe, son temas candentes y cuestiones muy urgentes planteadas en Israel: ¿Tiene la religión un papel en la búsqueda de la paz? ¿En qué medida -cuestión muy debatida- el encuentro de la religión y la política es aceptable? ¿Cuál es la relación entre la ideología, la honradez profesional y la verdad de la prensa? ¿Qué pueden hacer las religiones por la paz en Tierra Santa?

Esta última cuestión fue discutida vivamente por muchos de los participantes, que tendían a presentar la posición de la religión a la que pertenecían en el confronto de la paz – el punto de vista clásico y conocido tradicionalmente- mientras que el núcleo de la pregunta era: ¿Qué iniciativas tienen las religiones para promover la reconciliación y la paz a los diversos niveles locales, nacionales e internacionales? Mons. Giacinto-Boulos Marcuzzo, vicario patriarcal latino para Israel, asistió a la conferencia y en una entrevista con los periodistas locales, también respondió a la pregunta : “Es  el momento adecuado y de gran actualidad para presentar el  ejemplo de la reciente iniciativa con gran éxito de oración y ayuno propuesta por el papa Francesco por la paz en Siria. La Iglesia no hace política, pero no puede permanecer insensible a los problemas fundamentales del hombre. La Iglesia no tiene presiones militares o económicos y políticos, pero es presionada por la fuerza moral y espiritual de sus palabras, su formación social mueve las acciones a favor de los derechos humanos y de los pueblos. La palabra del Papa y de la Santa Sede, los obispos y todas las estructuras eclesiales, en particular, la formación de los jóvenes en la Paz en nuestras numerosas escuelas son muy importantes para la construcción de la Justicia y como contribución a la Paz. Invitamos a los medios de comunicación, a menudo atraídos por el sonido de los escándalos y los aspectos negativos de la vida, a prestar una mayor y adecuada atención a esta contribución positiva y constructiva de la Iglesia” .

De nuestro corresponsal en Nazaret.

Foto de H. E.

P1000741.JPGP1000717.JPGP1000725.JPGP1000733.JPGP1000736.JPGP1000742.JPGP1000747.JPGP1000752.JPGP1000759.JPGP1000771.JPG