Pages Menu
Categories Menu

Posted on 29 Aug 2013 in Actualidad de la región, Política y sociedad

Siria. El patriarca latino de Jerusalén llama a la prudencia

Siria. El patriarca latino de Jerusalén llama a la prudencia

Mgr-Twal-Je-demande-a-la-France-d-avoir-un-role-plus-politique_article_mainSIRIA – Parece que no hay duda de que se va a atacar al régimen sirio, acusado de haber empleado armas químicas en su guerra contra los rebeldes. La intervención militar occidental estaría dirigida por Estados Unidos, Reino Unido y Francia. Damasco ha prometido que se defenderá. Rusia e Irán, aliados del régimen de Bachar al-Assad, han avisado de los riesgos de desestabilización del conjunto de la región en caso de ataque extranjero en Siria. El patriarca latino de Jerusalén llama a la prudencia en pro de estabilidad de toda la región.

En esta hora en la que la se incrementa la posibilidad de una intervención occidental en Siria, el patriarca eleva su «oración al Espíritu Santo para que ilumine el corazón de los que tienen en sus manos el destino de los pueblos». En su apelación a estos dirigentes, les recuerda que «no olviden el aspecto humano en sus decisiones». Al tiempo que constata que «los israelíes están yendo a los centros de distribución de máscaras antigás y los habitantes de Oriente Próximo comienzan a almacenar víveres y provisiones», el patriarca, muy preocupado, se interroga sobre los riesgos de una escalada de violencia en la región:

«¿Por qué declarar una guerra cuando los expertos de la ONU todavía no han presentado sus conclusiones definitivas sobre el carácter químico del ataque y la identidad formal de quienes lo ordenaron? Se está ante una lógica que recuerda la preparación de la guerra de Irak en 2003. No hay que repetir la «comedia de las armas de destrucción masiva en Irak», que jamás hubo. «Desde entonces, ese país está en una situación crítica permanente».

«¿Cómo se decide atacar una nación, un país? ¿Con qué autorizaciones? El presidente estadounidense puede ordenar ataques aéreos sin necesidad de autorización de su parlamento, basta conque le informe. Pero, ¿qué hay de la Liga Árabe y del Consejo de Seguridad de la ONU? Siria no va a atacar a nuestros amigos de Occidente y ni a Estados Unidos. ¿Con qué legitimidad osan atacar un país? ¿Quién los ha nombrado policías de la democracia en Oriente Medio?».

«¿Alguien ha pensado en las consecuencias de una guerra así para Siria y los países vecinos? ¿Es necesario superar el número de 100.000 muertos? Hay que escuchar a todas las almas que viven en Siria y lloran su dolor desde hace dos años y medio. ¿Han pensado en las madres, en los niños, en los inocentes? Y los países que atacarían a Siria, ¿han reparado en que sus ciudadanos a lo largo del mundo, sus embajadas y consulados podrían ser el objetivo de ataques y atentados en represalia?».

«Más aún, ¿han calculado las consecuencias para la región de Oriente Medio? Según los observadores, el ataque debería ser muy limitado y concentrarse en objetivos estratégicos para impedir una nueva utilización de armas químicas. Sabemos por experiencia que hasta un ataque limitado tiene consecuencias colaterales. Lo que provocaría sin duda una fuerte reacción que podría incendiar la región».

Por todas estas cuestiones, el patriarca Twal llama a la prudencia y desea «la paz y la seguridad a toda esta región del mundo que ya ha sufrido mucho». Y añade: «Como cristianos de Tierra Santa, tenemos presentes en nuestras oraciones a los sirios, cuyo sufrimiento vemos cuando vienen como refugiados a nuestra diócesis, en Jordania». El conflicto ya ha llevado a más de 500.000 refugiados sirios al reino hachemita.

Christophe Lafontaine