Pages Menu
Categories Menu

Posted on 15 May 2013 in Diócesis, Noticias de la diócesis

Muqeibleh: pequeña parroquia y celebraciones solemnes

Muqeibleh: pequeña parroquia y celebraciones solemnes

P1370299MUQEIBLEH.- En medio de la llanura de Esdrelón, el Patriarcado tiene una parroquia, Muqeibleh. Es la más pequeña de todas las parroquias con 135 almas, y la más reciente, pues se fundó en 2005; pero la celebración de los sacramentos, como la confirmación y la primera comunión son muy solemnes.

Ante esta importante cita pastoral y espiritual, el sábado, 11 de mayo de 2013, don Marco Riva, SDC, párroco de la Transfiguración, ayudado por su correligionario, el P. John Kennedy, la hermana Iziz, FSA, Suhad Shunnara y Adalah Sahury, había preparado intensamente a los niños desde el comienzo del año escolar. Invitaron al vicario patriarcal, Mons. Giacinto-Boulos Marcuzzo, a presidir la ceremonia de la confirmación de cinco chicos y la primera comunión otros doce niños. La catequesis de preparación es particularmente decisiva en la formación, pues todos los niños asisten a la escuela pública del pueblo; donde no se imparte clase alguna de religión cristiana.

Todos los feligreses se reunieron en la pequeña y hermosa iglesia parroquial que el Patriarcado construyó en 2005, con una importante contribución de la propia comunidad. Una atmósfera de comunión y de cooperación llenaba la celebración, coordinada por don Marco. Era edificante ver que todos en la comunidad, grandes y pequeños, hacían algo, sabían cómo, cuándo y con quién tenían que hacerlo.

En su homilía, Mons. Marcuzzo destacó la constatación de que “esta unidad y esta alegría no provienen solamente de los lazos de parentesco, sino, sobre todo, de la misma fe, de la pertenencia al mismo Cuerpo de Cristo y de la responsabilidad de realizar la misma misión evangélica”. Partió de esta “cooperación gozosa para hablar de la resurrección de Cristo, de la que nosotros somos testigos. La muerte y la resurrección de Jesucristo son la fuente de nuestros sacramentos, sobre todo, en este caso, de la eucaristía, que nos une profundamente a Jesús, y la confirmación, que nos da el Espíritu del Señor para convertirnos en sus apóstoles y testigos”.

Pequeña minoría en medio de pueblos musulmanes

La comunidad cristiana de Muqeibleh, de hecho, está muy unida por lazos de afinidad y sangre; ya que su origen proviene de tres familias (Shunnara, Sahury y Saad), cuyas madres eran tres hermanas. Ahora, las familias se han convertido en treinta y permanecen muy unidas; también, en el amor a su parroquia. Desde 2005, por ejemplo, han desarrollado el entorno de la iglesia; en 2010, instalaron las campanas y, recientemente, una gran cruz en el exterior, y participan en los exitosos preparativos de los actos comunitarios. Entre las mejores iniciativas de cooperación, el obispo también alabó el hecho de que las familias acordaran enviar a los estudiantes de preparatoria y secundaria a las escuelas cristianas de Nazaret.

También hay otras razones que podrían explicar su cohesión. Los feligreses están muy unidos por su historia y sus pruebas comunes, su situación de pequeña minoría en medio de pueblos musulmanes y en una región con mayoría judía, y su compromiso con la iglesia, que se ha convertido, por la fuerza de las circunstancias, en parte integrante de su identidad. Desde 1948, Muqeibleh pertenece a Israel (es el último pueblo antes de la frontera); pero, por muchos aspectos, el pueblo y la parroquia giraban tradicionalmente en torno a Jenin, de la que fueron, en cierto modo, una extensión, una sucursal. Tras la construcción del “muro de separación”, que atraviesa sus tierras, la parroquia y el pueblo se orientan cada vez más hacia Nazaret.

De nuestro corresponsal en Nazaret.

(Traducción del francés por Daniel Berzosa, del Santo Sepulcro)

Fotografías de A. K.

P1370229.JPGP1370240.JPGP1370253.JPGP1370261.JPGP1370271.JPGP1370290.JPG

P1370299.JPGP1370316.JPG

P1370302.JPG