Pages Menu
Categories Menu

Posted on 24 Apr 2013 in Actualidad local, Política y sociedad

Los «vigilantes» de la familia, también, en Jerusalén

Los «vigilantes» de la familia, también, en Jerusalén

vigilantes-300x225JERUSALÉN.- Como en París y en toda Francia y cada vez más en el extranjero, se organizan en Jerusalén reuniones espontáneas para luchar contra la ley Taubira, que permite el matrimonio a las parejas homosexuales en Francia, y se aprobó el martes, 23 de abril. De hecho, desde ayer por la tarde, los franceses que viven en Tierra Santa están invitados a reunirse para exigir pacíficamente la retirada de la ley en vigilias con velas.

Hace una semana, nació el movimiento de los “Vigilantes” en Francia, en París, para combatir la ley Taubira. Estas vigilias se han repetido todas las noches, cada vez con más éxito en toda Francia y, ahora, en el extranjero: Milán, Hamburgo y Jerusalén. Ayer noche, martes, 23 de abril (día de la aprobación de la ley), una veintena de “vigilantes” se reunieron frente al Consulado General de Francia en Jerusalén durante la visita de la ministra delegada de los Franceses en el Extranjero, Hélène Conway-Mouret.

Desde ayer, los franceses (de todas las creencias y religiones) que viven en Tierra Santa están invitados a reunirse frente al Consulado General de Jerusalén de 19:30 a 20:30 horas. En la página de Facebook y la cuenta de Twitter (@ manifpourtous.jeru) de los “vigilantes de Jerusalén”, se pueden ver las próximas citas de su acción: jueves, 25 de abril; sábado, 27 de abril; lunes, 29 de abril, y así sucesivamente, cada dos días…, hasta que se retire la ley.

Mons. Shomali “admira” a los vigilantes

En el programa, canciones y lecturas de textos filosóficos y poéticos (de Víctor Hugo, Charles Baudelaire, Alexis de Tocqueville…) para alimentar su libertad de conciencia. Todo a la luz de las velas. Todos están unidos en la misma certeza de que la mayor fuerza es la fuerza interior. Al final, se entona una canción de esperanza como despedida. “Estas vigilias permiten ganar en profundidad y paz”, dice Capucine, enfermera voluntaria en Jerusalén.

Mons. William Shomali, obispo auxiliar de Jerusalén, no es insensible a este movimiento. Constatando lo que pasa desde hace en cinco meses en Francia y las relaciones existentes en Tierra Santa, el obispo dice que “su admiración por los jóvenes y lo menos jóvenes que se manifiestan en silencio, de forma pacífica y con dignidad para defender una causa noble: la protección de la familia y los derechos del niño”. Y dado que los vigilantes recuerdan que “estos valores son universales”, no duda en ampliar la invitación: sus amigos extranjeros, franceses de todos lados, de cualquier confesión, niños, adolescentes, padres, etc.

Andrés Bergamini

(Traducción del francés por Daniel Berzosa, OCSSJ)