Pages Menu
Categories Menu

Posted on 19 Mar 2013 in Diócesis, Noticias de la diócesis

Papa Francisco: adelanto de la Pascua en el Santo Sepulcro

Papa Francisco: adelanto de la Pascua en el Santo Sepulcro

Messe-pape-StSépulcre-article-300x211JERUSALÉN.- De la basílica del Santo Sepulcro se elevó un profundo y sincero agradecimiento por la elección de un nuevo obispo de Roma, el papa Francisco. El lunes, 18 de marzo, muchos cristianos de Jerusalén asistieron a la santa misa, presidida por su beatitud el patriarca Fuad Twal, a las diez de la mañana.

La Iglesia en Jerusalén reunió a sus hijos en torno al altar del Santo Sepulcro para lo más hermoso: una eucaristía solemne, muy participativa, ordenada y vivida en agradecimiento al Espíritu Santo.

Las viejas palabras del misterio pascual son las que mejor y con más exactitud expresan el asombro, la gratitud y la alegría por la elección del papa Francisco.

Los gestos, las palabras, las formas que ha mostrado el papa argentino en sus primeros días de pontificado han llenado el corazón de todos de esperanza y entusiasmo renovado por la vitalidad de nuestra amada Iglesia. “Toda la Iglesia anticipa la Pascua, con esta alegría desbordante que caracteriza a cada uno, por tener un nuevo obispo de Roma, un nuevo sucesor de san Pedro, un discípulo de san Ignacio de Loyola, que quiere ser también hijo de san Francisco”, dijo el custodio en su rica homilía.

Para el padre Pizzaballa, la Iglesia en Tierra Santa ya puede tener presente dos enseñanzas de los primeros días del pontificado del papa Francisco:

1) El nombre de Francisco, el santo de los pobres y sencillos; pero, sobre todo, el santo enamorado de Cristo pobre y crucificado, nos dice que “los que estamos aquí, en estos Lugares Santos que recuerdan a Cristo crucificado y resucitado, debemos preguntarnos sin cesar, sin descanso, lo que significa testimoniar el amor por los pobres y la justicia entre hermanos de otras religiones. No de una manera abstracta, no simplemente como un intercambio de vagos valores comunes, sino como una consecuencia inmediata de nuestro amor por Cristo crucificado”.

2) Caminar y estar juntos, por gracia de Cristo y para encontrar a Cristo, nos recuerda que “nuestras antiguas tradiciones de varios Statu Quo, las muchas particularidades de cada una de nuestras iglesias e instituciones,  a veces no ayudan a los creyentes a considerarse un cuerpo en camino. Parecemos atados y enredados por muchas cadenas, grandes y pequeños miedos, los celos, el temor a perder una parte de nuestro poder. Y, sin embargo, este Lugar nos enseña que es necesario saber perder, que ganamos la vida solo cuando la perdemos”.

Asistieron a la celebración con el patriarca Twal, el nuncio apostólico en Israel y delegado apostólico en Jerusalén y Palestina, los ordinarios de Tierra Santa, varios cónsules, los embajadores de Argentina en Israel y Palestina, los patriarcas de las iglesias ortodoxas de Jerusalén y representantes de las autoridades civiles locales.

Después del canto del Te Deum, el nuncio, Mons. Giuseppe Lazzarotto, expresó “la esperanza de recibir al Papa en Tierra Santa; aquí, donde Pedro recibió el mandato de confirmar a sus hermanos en la fe. Y, a la espera de ese momento, debemos seguir apoyando al papa Francisco con nuestro afecto, nuestro amor y nuestras oraciones, para hacer en concreto real la gran noticia que el Espíritu Santo ha dado a la Iglesia; porque el Espíritu es una fuerza regeneradora y siempre crea cosas nuevas”.

Artículo y fotografía de Andrés Bergamini

(Traducción del francés por Daniel Berzosa, OCSSJ)

Messe pape StSépulcre album