Pages Menu
Categories Menu

Posted on 23 Feb 2013 in Diócesis

Primeras palabras del nuevo arzobispo de Túnez

Primeras palabras del nuevo arzobispo de Túnez

IlarioAntonizzi-1JERUSALÉN.- Su Santidad el Papa nombró el jueves, 21 de febrero, a Mons. Ilario Antoniazzi, de 64 años, nuevo arzobispo de Túnez (Túnez). El nombramiento se produce en los últimos días del pontificado de Benedicto XVI. La ordenación episcopal tendrá lugar el 16 de marzo en la basílica de la Anunciación de Nazaret. Su entrada oficial en Túnez está programada para el 7 de abril de 2013. Mons. Antoniazzi nos ofrece sus impresiones.

1. ¿Cómo reaccionó ante la noticia de su nombramiento?

Fue una sorpresa. Me dije: de verdad que el buen Dios tiene imaginación al pensar en mí. Su imaginación no dejará de darme la fuerza y la gracia que necesitaré para mi ministerio.

2. ¿Qué mensaje de recuerdo quiere dejar a sus parroquianos de Rameh antes de su partida?

Ante todo, de agradecimiento por todo lo que he recibido de ellos. Siempre me he sentido como en casa entre mis hermanos y hermanas de Rameh. Además, en este Año de la Fe, deseo de todo corazón que se sometan cada vez más a la ley del Evangelio y olviden la mentalidad del mundo; porque solo en Dios su corazón encontrará la paz.

3. ¿Cuáles serán sus prioridades pastorales como arzobispo de Túnez?

Debo admitir que no sé mucho acerca de la situación espiritual en mi diócesis. Ya he programado una reunión con mis sacerdotes, para que pueda medir mejor la realidad espiritual y pastoral. Junto con mis sacerdotes, podré vislumbrar el futuro de esta porción de la Iglesia.

4. Túnez sigue politícamente inestable. ¿Qué sabe de la situación de los cristianos allí? ¿Qué esperan de usted en este periodo de dificultades?

Es cierto, la situación política es muy inestable. Pero se conoce a Túnez por su apertura de espíritu y capacidad de renovación. No se olvide que la “primavera árabe” nació allí. Por otro lado, toda crisis puede ser una oportunidad para madurar, esperamos una auténtica primavera; donde todos vivan en libertad y amor. La Iglesia con sus cristianos tienen mucho que dar. Espero que el buen Dios se sirva de mí para fortalecer a mis hermanos en la fe y ser, así, un artífice de paz.

Entrevista de Christophe Lafontaine

(Traducción del francés por Daniel de Berzosa, OCSSJ)