Pages Menu
Categories Menu

Posted on 12 Feb 2013 in Diócesis, Noticias de las parroquias

Jornada del enfermo en Beit Sahur y Beit Jala

Jornada del enfermo en Beit Sahur y Beit Jala

Beit-Jala-article-300x198Con motivo de la jornada del enfermo, memoria entre otras de la Virgen de Lourdes, el obispo auxiliar monseñor William Shomali se ha acercado a dos localidades junto al muro, Beit Sahur y Beit Jala, para manifestar la cercanía de la Iglesia en Jerusalén a los que sufren.

La parroquia de Beit Sahur ha sido elegida este año para celebrar, en el ámbito diocesano, la XXI jornada del enfermo. La santa misa se celebró con un día de adelanto, el domingo 10 de febrero, con muchos fieles, que recibieron al obispo, a quien acompañaba el párroco don Yiad Twal. Muchos vinieron también de Jerusalén, que no quisieron perderse ese momento de oración.

La cita en Beit Jala, sin embargo, se fijó para el lunes 11; donde Mons. Shomali concelebró con don Ibrahim en la iglesia parroquial repleta de fieles. En estos dos días, se ha querido recordar al enfermo para valorar en el plano humano; pero, sobre todo, en el sobrenatural, el sufrimiento y la sanación. De hecho, el mismo sufrimiento ha sido trasformado por Jesús de una energía negativa y destructora en una fuente de gracia.

En la homilía, el prelado se detuvo en dos tipos de enfermedad: la física y la espiritual. La base de la cura de ambas se sustenta en la fe. Como ejemplos puso los del paralítico sanado y perdonado, y el de la hemorroísa, que sanó con solo tocar la túnica del Señor. Tras la homilía, Mons. Shomali impartió el sacramento de la unción de enfermos, a más de cien enfermos entre Beit Sahur y Beit Jala, la mayoría ancianos. Pero también hubo jóvenes que lo recibieron.

Al final de la santa misa de Beit Jala, cayó, como un trueno en el cielo sereno, la noticia de que el santo padre Benedicto XVI, había renunciado al ministerio petrino. «Ha sido una decisión –dijo el obispo– que demuestra la gran humildad y valor del Pontífice. La Iglesia continúa su camino junto a las personas. Ahora, debemos intensificar la oración para que el Espíritu Santo ilumine las mentes y los corazones de los cardenales en la elección del sucesor de Pedro».

Texto y fotografías de Nicola Scopelliti

(Traducción del italiano por Daniel de Boloña, OCSSJ)

Beit Jala album