Pages Menu
Categories Menu

Posted on 17 Jan 2013 in Diócesis, Noticias de la diócesis

Crónica de las fiestas de Navidad en Nazaret y Galilea

Crónica de las fiestas de Navidad en Nazaret y Galilea

Noel-Galilée-article-274x300NAZARET.- En Navidad, la atención se concentra en Belén. Pero muchos se preguntan cómo se celebra la Navidad en Nazaret “donde todo comenzó”. Y en Galilea, en general, pues la Navidad se celebra en un contexto donde muchos de sus habitantes son judíos, que todavía esperan la venida del Mesías. Memoria de una Navidad celebrada en un ambiente de apertura y diversidad.

Este año, las diferentes fiestas de Navidad han conocido un crescendo de iniciativas en cantidad y calidad. Gracias en especial al estímulo del Año de la Fe y la participación de muchas personas, cristianas o no.

1.       Veladas de Navidad

Los diez días previos a Navidad están casi todos ocupados por «veladas de Navidad» fomentadas por parroquia o una escuela, un coro o un club; pero, también, por un ministerio u otra entidad social o una combinación de ellos.

La iluminación de los árboles de Navidad se ha convertido, en casi todos los pueblos con presencia cristiana, en la señal popular de comienzo de las fiestas. En Haifa, fue el propio patriarca, Mons. Twal, quien encendió el árbol de la ciudad durante su visita pastoral. Las parroquias de Shefaamer, Reineh y Rameh también han acogido esta tradición este año e invitaron al obispo Marcuzzo al “ritual” del encendido del árbol. Nazaret se distingue de forma particular por la solemnidad y la popularidad de este. El “Club Latino de la Familia” iluminó un primer árbol al sur de la basílica de la Anunciación y el Consejo Parroquial Ortodoxo un segundo (de 28 metros, el más alto de toda Tierra Santa, según el alcalde, y, tal vez, de Oriente Medio) junto a la fuente de María. Esta última celebración sirvió también de apertura del “Bazar de Navidad” (organizado por el ayuntamiento) que, durante una semana, recibió un número increíble de visitantes, árabes e israelíes, de todos los credos (750.000, según los responsables).

La velada más importante fue sin duda la organizada por la dirección de las Escuelas del Patriarcado y dada por el coro de la escuela del Patriarcado Latino de Reineh, el ya famoso “Ranin al-Nagam”, en Reineh mismo. En una sala colmada, se mostraron los grandes momentos de la historia de la salvación ante los ojos de los fieles a través de canciones y breves actuaciones; donde los estudiantes y profesores jugaron, representaron y cantaron juntos las escenas y mensajes bíblicos. Coordinaron el espectáculo, don Ilario Antoniazzi, don Elias Odeh, la directore Yvette Sayegh y, en especial, el profesor Samer Ekhshebun.

Casi todas las escuelas de la Iglesia organizaron una velada de tonos religioso, social y musical. La Dirección de las Escuelas del Patriarcado de Israel, a cuyo frente está don Ilario Antoniazzi, organizó para todo el personal docente y de administración (unas 220 ​​personas) un pequeño retiro espiritual en la iglesia de Reineh, dirigido por Mons. Marcuzzo, seguido de una cena de Navidad abundante en palabras, canciones, pastorales y juegos sociales.

En el colegio Terra Santa de Nazaret se llevó a cabo, en la atmósfera y el espíritu de la Navidad, “la noche de la distribución de becas y de la cooperación“, organizada por el Club de la Familia “Anunciación” de la parroquia latina, con el patrocinio del obispo Marcuzzo, el párroco P. Amjad Sabbara, OFM, y el presidente del club, Osama Karram. Veinte estudiantes y una decena de instituciones recibieron sendas ayudas para sus estudios y obras de caridad y voluntariado. La idea de la fe vivida y compartida prevaleció con claridad en todas estas iniciativas.

El Ministerio de Turismo de Israel proporcionó una velada significativa, en el hotel Gardenia de Nazaret. Los discursos, sobre todo, los del ministro y el alcalde; pero también los villancicos de Navidad (cantados incluso por los no cristianos) fueron muy celebrados. En particular, la composición interreligiosa y ecuménica confirió a esta Navidad un ambiente alegre, relajado y particularmente rico. Este clima aportó un “gesto milagroso, divertido y significativo”, que entretuvo a la ciudad y que debería recogerse en el “Guinness de los Records“: por problemas prácticos, el director general del ministerio, un judío de origen ruso, no dudó en hacer “con alegría” de chófer del obispo latino en Nazaret en la imposible circulación de Nazaret. “La prensa tal vez me etiquete como el conductor del obispo, pero en Navidad vale la pena”.

La “Asociación de Abogados” también organizó una velada con la presencia de magistrados y, también, del Tribunal Supremo. Participaron de igual modo abogados judíos, musulmanes, drusos y cristianos, y obispos principales. La velada estuvo animada por músicos y cantantes, entre los que hubo rusos y armenios.

2.       El desfile de Navidad

El desfile de Navidad es ya una tradición consolidada que cuenta con una gran participación. Es simbólica y una ocasión de unidad y alegría para toda la población de la ciudad y, también, para Israel; ya que muchos judíos, incluso de Tel Aviv, vienen a verla. Parte del distrito Shikun al-Arab, la marcha atraviesa una buena parte de la ciudad de Nazaret y termina en el Centro Pastoral del Patriarcado Latino, y, en ella, participan de forma festiva colegios, parroquias, clubes, asociaciones, exploradores. Muchos niños y jóvenes compiten por llevar los carteles que contienen los mejores versos bíblicos y los símbolos de Navidad. También participan las autoridades civiles, entre otros el alcalde de Nazaret, y religiosas, es decir, los obispos y párrocos de la región. Organizada oficialmente por el “Comité Interreligioso de la Marcha”, la iniciativa está impulsada por el entusiasmo de Nabil Totry, que ha ocupado el lugar del legendario Antoine Shaneen, fallecido hace unos meses.

3.       Santa misa de la noche de Navidad

La misa estuvo presidida por el vicario patriarcal latino para Israel, Mons. Giacinto-Boulos Marcuzzo. Celebrada a las siete y media de la tarde, fue grabada por la televisión israelí y emitida a medianoche. Este año, no sólo el coro de la basílica ha hecho un esfuerzo especial, sino que el tono y la solemnidad de la celebración fueron engrandecidos por la calidad del nuevo órgano del templo. Cada año se quedan en la iglesia, al menos durante la primera parte de la misa, un cierto número de judíos. Este año, su presencia se incrementó de manera significativa y los guardianes de la basílica dan la cifra de entre 150 y 200 judíos presentes.

El obispo celebrante felicitó a todos y expuso de forma breve el sentido de la fiesta en varios idiomas; aunque, sobre todo, habló en hebreo y árabe. Este año, por supuesto, la virtud y la vida de fe estuvieron en el centro de su homilía; una fe encarnada que nos hace solidarios con nuestros hermanos que sufren, como en Gaza y Siria.

En el contexto de la unificación de las celebraciones adoptada por casi todas las iglesias católicas, muchos se preguntan: ¿Los cristianos ortodoxos han celebrado la Navidad con los católicos? Oficialmente, las autoridades ortodoxas ya habían dicho que aún no estaban preparadas para este paso. En la práctica, muchos fieles ortodoxos celebraron la Navidad el 25 de diciembre, y algunas iglesias ortodoxas estuvieron abiertas con este motivo y celebraron una liturgia. La impresión, no obstante, es que ninguna parroquia ortodoxa celebró litúrgicamente de verdad la Navidad con los católicos.

4.       Visitas y felicitaciones populares y oficiales

Quien conoce Oriente sabe bien cómo las fiestas de todas las religiones son momentos importantes de la vida social y de intercambio de visitas y buenos deseos entre familias, párrocos, obispos, alcaldes y otros dirigentes, entre las autoridades oficiales locales y nacionales. No es necesario destacar este año un hecho que podría tener aspectos muy delicados. En este año de elecciones generales y municipales, fueron naturalmente los políticos, los jefes de los partidos y los candidatos quienes estuvieron más activos a la hora de concurrir a dar sus felicitaciones.

Destacamos, en particular, la visita de algunos personajes institucionales: la visita que el presidente del Estado de Israel, Shimon Peres, hizo a los obispos de Galilea en Haifa el 20 de diciembre y la tradicional recepción que organiza en su residencia de Jerusalén el 31 de diciembre; el Ministro de Asuntos Religiosos de Palestina, Mahmud Habbash, quien también vino a Galilea el 22 de diciembre para desear felices fiestas a los jefes religiosos cristianos, que, a su vez, aceptaron la invitación del presidente palestino, Mahmud Abbas, para un intercambio de felicitaciones el 31 de diciembre en Ramala. Es, sin embargo, tradicional que el alcalde judío de Haifa, Prof. Yona Yahav, hacer visite todas las parroquias cristianas en un 1 de enero. Mons. Marcuzzo entregó de forma oficial el texto impreso del “Mensaje del Papa Benedicto XVI para la Jornada Mundial de la Paz” a todos estos responsables, y muchos otros.

Texto de nuestro corresponsal en Galilea. Fotografías de R.D.

(Traducción del francés por Daniel de Úbeda, OESSH)


noel Galilée album