Pages Menu
Categories Menu

Posted on 7 Jan 2013 in Diócesis

Mons. Sabbah celebra las bodas de plata de su ordenación episcopal

Mons. Sabbah celebra las bodas de plata de su ordenación episcopal

NAZARET.- Hace 25 años, el 6 de enero de 1988, en la basílica de San Pedro de Roma, Michel Sabbah fue ordenado obispo por el papa Juan Pablo II. El anuncio de su nombramiento se realizó el 27 de diciembre anterior. Los sacerdotes de la vicaría patriarcal de la zona de Nazaret quisieron organizar al patriarca emérito, que se encontraba en Nazaret el sábado, 5 de enero de 2013, un tiempo de acción de gracias, a la espera de una celebración más formal del Patriarcado.

Los sacerdotes se reunieron en la capilla de la vicaría patriarcal de Nazaret para cantar el Te Deum. Mons. Kamal Bathish leyó el texto en latín del bellísimo pergamino autógrafo de felicitación que S. S. el papa Benedicto XVI envió a Mons. Sabbah. Los tres aspectos más destacados de la felicitación del Papa, también fueron puesto de relieve en el breve discurso de “mabrouk” de Mons. Giancito-Boulos Marcuzzo: un celo apostólico incensante por sus fieles, una actividad importante a favor de la paz y la reconciliación en Tierra Santa, una colaboración experta con los dicasterios de la Santa Sede.

Tras el canto del Christus vincit, todos se reunieron en un ágape fraterno, en un ambiente de alegría, reconocimiento y felicitación. Tres sacerdotes, que estuvieron presentes en Roma en la ordenación episcopal (Mons. Bathish, Mons. Marcuzzo y don Ilario Antoniazzi), expresaron sus recuerdos de este acontecimiento inolvidable. Todos, además, se hicieron eco de la emoción y alegría generales que el nombramiento de don Michel Sabbah, primer palestino promovido a patriarca latino de Jerusalén, suscitó en la iglesia local de Tierra Santa el 27 de diciembre 1987 (justo al inicio de la primera intifada) y, luego, de su ordenación episcopal en la Epifanía de 1988.

Todos recuerdan el trabajo pastoral infatigable que Mons. Sabbah desplegó durante 21 años como patriarca y 25 años como obispo. Como muestra de gratitud, el vicario Marcuzzo y los sacerdotes ofrecieron al homenajeado un IPad 4, sabedores de que el patriarca emérito lo usará más que bien; dado que sigue muy activo como conferenciante, predicador y participante en diversas reuniones culturales y eclesiales, locales e internacionales.

La reunión no podría haberse terminado sin el tradicional canto Plurimos annos y el clásico pastel, en el que se había trazado el lema episcopal del patriarca emérito monseñor Sabbah: “في بهاء السلا م – In pulchritudine pacis – En el esplendor de la paz “(Is 32, 18).

Texto de nuestro corresponsal en Nazaret y fotografías de A.M.

(Traducción del francés por Daniel de Úbeda, OCSSJ)