Pages Menu
Categories Menu

Posted on 20 Dec 2012 in Diócesis, Noticias de las comunidades religiosas

Solemne profesión de dos carmelitas en el Monte de los Olivos

Solemne profesión de dos carmelitas en el Monte de los Olivos

JERUSALÉN, 14/12/2012: “Tú me has llamado, Señor, aquí me tienes”. Es lo que la hermana Marie Christine de San Juan de la Cruz y la hermana Marie Victoire del Niño Jesús han pronunciado ante la asamblea litúrgica, respondiendo a la llamada de consagración al Señor.

Dos hermanas, la primera originaria de Brasil; la segunda, de Madagascar, que han elegido entrar en la orden carmelita en el convento de Jerusalén, que se encuentra en el Monte de los Olivos, cerca del lugar donde el Señor enseñó a sus discípulos a orar. El día en que la Iglesia conmemora a san Juan de la Cruz, sacerdote de la Orden de los Carmelitas y doctor de la Iglesia, las dos monjas han pronunciado la profesión solemne, durante una celebración eucarística presidida por Mons. Shomali, vicario patriarcal para Jerusalén y Palestina. La misa, concelebrada por once sacerdotes, estuvo animada por el canto de las hermanas y en la homilía, Mons. Shomali destacó que las dos hermanas, como Abrahán, han dejado su patria y su familia, para instalarse en un país lejano; donde, sin embargo, han encontrado una nueva familia espiritual que las ha acogido. Y, citando a san Juan de la Cruz, ha querido recordar a las dos nuevas profesas que “Dios se comunica al alma con amor tan verdadero, que no hay afecto de madre que acaricie a su hijo con igual ternura, ni amor de hermano y de amigo con el que se pueda comparar”. Y concluyó diciendo: “Donde hay amor de Dios, hay unidad y alegría. Nuestras hermanas están llamadas al amor y a la alegría perfecta, frutos del don de sí a Dios. La alegría es un corolario de la fe. Una vida religiosa triste y melancólica no tiene futuro. Y si hay felicidad, hay vocaciones más sólidas. El amor de Dios, entonces, acompañará y sostendrá siempre este lugar de oración”.

Texto y fotografías de Nicola M. Scopelliti

(Traducción del italiano por Daniel de Úbeda, OCSSJ)