Pages Menu
Categories Menu

Posted on 4 Dec 2012 in Actualidad local, Política y sociedad

Inauguración del II Congreso de Patriarcas y Obispos Católicos de Oriente Medio

Inauguración del II Congreso de Patriarcas y Obispos Católicos de Oriente Medio

BEIRUT.- Ayer, Lunes, 3 de diciembre de 2012, se inauguró en la Casa Betania de Harissa (Líbano) el II Congreso General de Patriarcas y Obispos Católicos de Oriente Medio. Organizado por la CPCO (Consejo de Patriarcas Católicos de Oriente) y la APECL (Asamblea de Patriarcas y Obispos Católicos del Líbano), y presidido por el patriarca maronita Bechara Rai, el congreso reúne a cerca de 120 participantes.

Entre los 120 participantes, hay 4 patriarcas y 3 representantes de patriarcas, ausentes por razones de salud o personales; 77 obispos de todos los ritos; 14 superiores y superioras mayores del Líbano; 21 expertos, conferenciantes y secretarios. El nuncio apostólico en Líbano, Mons. Gabriele Caccia, también participó en la oración de apertura mediante la entrega de un mensaje de saludo.

El Patriarcado Latino está representado por Mons. Marcuzzo, vicario patriarcal para Israel; Mons. Lahham, vicario patriarcal para Jordania, que también representa al patriarca Twal; el P. Herrera Díaz, vicario patriarcal para Chipre, y el P. Khoury, profesor del Seminario de Beit Jala, en calidad de experto y conferenciante. Los representantes están invitados a ofrecer una presentación sobre la situación en sus países y, sobre todo, sobre la comunión eclesial y el fenómeno de la emigración y la inmigración.

La representación de Tierra Santa recae en Mons. Shaccour, arzobispo melquita de Acre; Mons. Ayyash, arzobispo melquita de Petra y Filadelfia; Mons. Hage, arzobispo maronita de Haifa, Jerusalén y Amán, y Mons. Soueif, arzobispo maronita de Chipre.

La CELRA (Conferencia de Obispos Latinos dela Región Árabe), además de los miembros del Patriarcado, también está representado por Mons. Dahdah, vicario apostólico del Líbano; Mons. Sleiman, arzobispo de Bagdad, y Mons. Hinder, vicario apostólico de los Emiratos Árabes Unidos y Arabia del Sur.

¿Cómo aplicar hoy la exhortación apostólica en nuestras iglesias orientales?

El primer congreso general se celebró en 1999 en Nuestra Señora del Monte del Líbano y tuvo como tema “Las Iglesias orientales católicas en el tercer milenio”. Participaron más de 200 personas. En esta segunda convocatoria, faltan los obispos de la diáspora, que ya han tenido varias oportunidades de venir a Líbano este año, los obispos dela CERNA y los superiores y superioras mayores de todo Oriente Medio. Trece años después del primer congreso, es muy interesante analizar los numerosos cambios que se han producido en nuestras iglesias orientales y en nuestros países de Oriente Próximo en este espacio de tiempo.

El tema de este segundo congreso es “Cómo aplicar la Ecclesia in Medio Oriente en nuestras iglesias orientales, en las actuales circunstancias de nuestros países“. La reflexión, el debate y el programa de los patriarcas y obispos se centran en siete subtemas: la Iglesia en Oriente Medio, el servicio de la Palabra, el servicio de la caridad, la familia, la comunión eclesial, el diálogo interreligioso, la transformaciones políticas en Oriente Medio.

El programa del congreso, que finalizará el 5 de diciembre por la tarde, prevé 4 sesiones al día, cada una dedicada a uno de los siete subtemas. En cada sesión, dos expertos ofrecen sendas conferencias, a las que sigue un tiempo para el debate y las propuestas. Al final del congreso, se emitirán un mensaje para los fieles y una declaración para la prensa; se recogerán las recomendaciones y las propuestas prácticas por un comité ad hoc, que también realizará el seguimiento y apoyo de estas.

Como han señalado todos los intervinientes. Tenemos documentos en cantidad y hemos hablamos mucho. Ahora es el tiempo de la práctica y la acción, sobre todo, de la acción en comunión.

De nuestro corresponsal en el Líbano

(Traducción del francés por Daniel Berzosa de Úbeda, OCSSJ)

PS: El programa detallado del congreso en francés, aquí.