Pages Menu
Categories Menu

Posted on 19 Nov 2012 in Diócesis, Noticias de la diócesis

Club Familiar de Nazaret: «¿Somos de verdad creyentes?»

Club Familiar de Nazaret: «¿Somos de verdad creyentes?»

NAZARET.- El Club Familiar de la parroquia latina de Nazaret, presidido por Osama Karram y dirigido por Nabil Totry es muy activo y sigue de forma regular un creativo programa anual. En este marco, el 13 de noviembre, se invitó a Mons. Marcuzzo al centro pastoral Mar Anton para impartir una conferencia con el sugerente título: “¿Somos de verdad creyentes? ¿Sabes, en el fondo, en qué consiste la fe?”. Un tema directamente sugerido por el Año de la Fe en curso, pero también por el conjunto de acontecimientos que la Iglesia vive en estos tiempos. Asistieron unos 200 fieles.

Una actualidad eclesial muy rica en vida e iniciativas

Después del canto del himno Aumenta nuestra fe, Señor, en una sala decorada con carteles del Año de la Fe, el obispo presentó con la ayuda de un “power point” imágenes acontecimientos eclesiales de actualidad: el 50.º aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II, el 20.º aniversario del Catecismo de la Iglesia Católica, el sínodo diocesano pastoral y su Plan Pastoral General (2000), la exhortación apostólica Ecclesia in Medio Oriente, fruto del Sínodo de los obispos para Oriente Medio en 2010, el reciente Sínodo de los obispos sobre la “nueva evangelización” y, por supuesto, el Año de la Fe que estamos viviendo.

El conferenciante añadió algunos recuerdos personales, ya que el obispo tuvo la oportunidad de ser testigo contemporáneo o participante directo de en estos acontecimientos. Sobre todo, hay que preguntarse sobre esos hitos: ¿Qué hemos hecho? ¿Qué habríamos debido o podido hacer?  Las respuestas que dio Mons. Marcuzzo fueron una especie de examen de conciencia comunitario. Algunas fueron negativas y, otras, positivas. “Es el caso, dijo como ejemplo, de nuestro sínodo diocesano pastoral, que fue una página maravillosa de la historia cercana de nuestra Iglesia y la mejor aplicación local a las exigencias del Concilio Vaticano II”.

Los presentes ofrecieron también sus respuestas con sus reacciones personales, que mostraron, tras el examen del propio obispo, “sinceridad de juicio, madurez de pensamiento y un compromiso serio con la fe, signo de que estos acontecimientos eclesiales, precisamente, habían producido algunos buenos frutos en los corazones y los espíritus de los fieles”.

¿Eres creyente o fideísta?

La segunda parte de la conferencia se dedicó a entender el verdadero significado de la fe. «Occidente encuentra en ello una cuestión dramática de reflexión y trabajo por el secularismo, el laicismo, la indiferencia religiosa y el ateísmo que lo dominan. Nuestro Oriente está menos expuesto a estas amenazas, porque no padece de verdad los fenómenos del ateísmo; aunque tiene otros problemas de igual modo peligrosos. Tenemos fe, pero, a menudo, es demasiado hereditaria, social, tradicional, confesional, de pertenencia a un grupo (Taïfiyeh) y fideísta. Estos adjetivos, aplicados a esta virtud teologal, no son necesariamente y siempre negativos. Pensamos, por ejemplo, en los méritos de la tradición. Pero esto solo es una parte del concepto de la fe y no la más importante.

»La fe es vida, actitud fundamental de acogida y apertura a Dios y a los demás, respuesta personal, alegre y comprometida con el don, la palabra de Dios y la visita de Dios. La fe es alianza con Dios, encuentro con el Señor Jesús, vida con los hermanos y para los hermanos».

Aquí, Mons. Marcuzzo acudió reiteradamente a la carta del papa Benedicto XVI, Porta fidei, y a sus excelentes discursos; de un modo más práctico, también se sirvió de bellos logos e himnos del Año de la Fe para presentar el verdadero concepto de la fe. En Nazaret, un tema como este no se puede terminar, concluyó el obispo, sin una referencia alentadora a “María de Nazaret, ejemplo vivo de verdadera fe y modelo perfecto para todos los creyentes“.

Al final de la reunión, se distribuyó una copia de la carta pastoral del patriarca y los obispos de Tierra Santa a todos los participantes.

Texto y fotografías de N.T. Nazaret

(Traducción del francés por Daniel Berzosa López, OCSSJ)