Pages Menu
Categories Menu

Posted on 30 Oct 2012 in Diócesis, Noticias de la diócesis

La JEC sopló sus 25 velas en Amán

La JEC sopló sus 25 velas en Amán

AMÁN.- Viernes, 26 de octubre, Mons. Shomali, vicario patriarcal para Jerusalén, celebró en Amán la misa jubilar en honor del 25 aniversario de la JEC, movimiento fundado por el obispo Salim Sayegh, también, presente.

Fue en 1987, hace 25 años. Mons. Sayegh, entonces obispo auxiliar en Amán, fundó en Jordania el primer grupo dela Juventud Estudiante Cristiana (JEC) para edades entre los 12 y los 25 años. Desde entonces, este movimiento, cuyo origen se sitúa en los años 20 en Francia y Bélgica, se ha extendido por todo el mundo. Desde entonces, gracias al impulso de Mons. Sayegh, muchísimas parroquias del Patriarcado Latino de Jerusalén tienen su grupo JEC.

El movimiento responde plenamente a la preocupación de los pastores de Tierra Santa de educar a sus jóvenes y hacerlos crecer espiritualmente. Por otra parte, dice Mons. Shomali, vicario patriarcal para Jerusalén, “los jóvenes dela JEC han proporcionado muchos sacerdotes a Beth Jala”. Y, a la inversa, porque, añade, “muchos ex seminaristas también se han comprometido con el movimiento”.

Ser la sal de la tierra

Muchos jóvenes del movimiento llenaron la iglesia del Buen Pastor del centro Nuestra Señora dela Pazpara celebrar estos 25 años. Debe destacarse en especial la presencia de dos importantes delegaciones, una venida de Egipto y otras de los Territorios Palestinos. La misa jubilar, presidida por Mons. Shomali junto con Mons. Sayegh, estuvo precedida de unas palabras de bienvenida del secretario general dela JEC, Anton Hanna. En su homilía, el vicario patriarcal de Jerusalén invitó a los fieles a “dar gracias a Dios por su fidelidad hacia nosotros”. Luego, el obispo, sobre la base del Evangelio, recordó a los jóvenes y a los fieles presentes en la asamblea, “la importante misión de ser la sal de la tierra“. Una misión no se puede lograr, dijo, sino “dentro de la alianza que Dios hizo con su pueblo”.

Tras la misa, la fiesta continuó felizmente en el centro Notre‑Dame con agradecimientos, testimonios, canciones y fotografías de estos 25 estupendos años de la JEC.

Amélie de La Hougue

(Traducción del francés por Daniel de Úbeda, OCSSJ)

Más información (si sabe árabe) en la página de la JEC.