Pages Menu
Categories Menu

Posted on 24 Oct 2012 in Diócesis

Haifa: se pone en marcha el consejo pastoral latino

Haifa: se pone en marcha el consejo pastoral latino

HAIFA – Los consejos pastorales, diocesanos y parroquiales son estructuras introducidas por la Iglesia después del Concilio Vaticano II. En Tierra Santa, esta institución ha sido promovida especialmente por el Sínodo pastoral diocesano de las iglesias católicas (2000). Pese a su importancia e incluso su necesidad, la introducción de esta institución en nuestras iglesias no es una operación fácil, sobre todo, a causa de una cierta mentalidad cultural. Por ello, la creación de un nuevo consejo pastoral parroquial siempre es importante.

La parroquia latina de Haifa constituyó su consejo pastoral formalmente hace poco. La elección y el nombramiento de sus 12 miembros se celebró el pasado junio, con la supervisión de su párroco, P. Abdo Abdo, OCD. Pero, hasta el 20 de octubre, no se ha puesto en marcha oficialmente el consejo con la organización de un día de retiro, en el que ha participado Mons. Giacinto-Boulos Marcuzzo, vicario patriarcal latino.

Los nuevos miembros electos son Nabil Kurzum, Issam Totry, Gabi Noufy, Nadia Kattura, Badie Nur (Abu Saleh), Odette Ayyub, Robert Touma, Elie Zeitoun, Simaan Abu-Senneh. Y los designados son las religiosas Gada Shalah, carmelita S.T.; Alà Jeegy, franciscana CIM; y Hanà Elias, S. Ana.

El día comenzó con una introducción pastoral y eclesial del párroco, presidente del consejo, y una presentación de los miembros al obispo. Mons. Marcuzzo tomó a continuación la palabra para expresar su alegría y felicitar a todos, así como sus buenos deseos para un exitoso trabajo en los próximos tres años. La mayor parte de la conferencia del vicario patriarcal estuvo reservada a compartir su experiencia personal como sacerdote y obispo, sobre las causas que conducen a los consejos pastorales a un mayor o menor éxito. Mons. Marcuzzo concluyó con tres recomendaciones prácticas para iniciar y trabajar con éxito en un consejo pastoral:

1) Dedicar días de verdadera formación bíblica, teológica, espiritual y pastoral a partir de los textos del Concilio Vaticano II, del sínodo diocesano, de la [exhortación apostólica] Ecclesia in Medio Oriente y del Año de la Fe: “Uno no nace miembro del consejo, allí se hace y forma“.

2) Dedicar reuniones o incluso días para hacer una programación pastoral general de tres años (la duración de su mandate) y una programación más específica cada año en el marco de la vida de la Iglesiay la diócesis. Como todas materias, incluso la pastoral necesita visión general, perspectivas y programación: “El barco de la parroquia no puede navegar a ciegas“;

3) Organizar tantas reuniones como sea posible con los consejos de otras parroquias y de otros ritos incluso, para recibir sin cesar oxígeno y sangre nuevos; de lo contrario, el consejo se mira a sí mismo, con el riesgo de moler siempre la misma harina y morir de asfixia: “Un consejo pastoral es esencialmente comunión o deja de ser un consejo“.

El día terminó con un ágape fraterno, una reunión de organización práctica y la santa misa. No es, desde luego, el primer consejo pastoral latino de Haifa. Pero, sin duda, es un nuevo comienzo bien preparado, que promete un trabajo serio y constante. En el Año dela Fe, que nos recuerda el 50.º aniversario del Concilio Vaticano II, reconforta ver que una iniciativa conciliar echa raíces y se fortalece en nuestras parroquias.

Texto de nuestro corresponsal en Jaifa. Fotografías de M.K.

(Traducción del francés por don Daniel Berzosa López, OCSSJ)