Pages Menu
Categories Menu

Posted on 9 Oct 2012 in Diócesis, Noticias de la diócesis

Tres días con san Francisco

Tres días con san Francisco

JERUSALÉN.- Tres citas importantes enla Custodiade Tierra Santa en los primeros días de octubre de 2012: el tránsito y la fiesta de san Francisco y el inicio del año académico. Además de los frailes y los estudiantes del seminario, ha habido una amplia participación de fieles y amigos.

La noche del 3 de octubre la iglesia de San Salvador se llenó para celebrar las primeras vísperas de la fiesta de san Francisco, presididas por el custodio, P. Pierbattista Pizzaballa. Una quincena de hermanos de nacionalidades diversas, renovaron sus votos temporales. El culmen de la celebración fue la memoria del tránsito del Padre Seráfico, leída desde el ambón por un diácono y escuchada con las velas encendidas. En este enlace, puede leerse en italiano la hermosa homilía del padre custodio, que reflexiona sobre la figura de Abrahán.

La noche siguió en la terraza de la curia, donde los estudiantes de los tres seminarios (franciscanos, salesianos y del patriarcado latino de Beit Jala) disfrutaron de un tiempo de convivencia, animado con canciones y bailes. En particular, fue emocionante el canto a varias voces de la bendición a fray León. 

El vídeo en Youtube

La misa solemne de san Francisco del 4 de octubre estuvo presidida, como es tradicional, por el padre Guy Tardivy, superior de los dominicos. Participaron en la celebración, además del custodio, fray Pierbattista Pizzaballa; el obispo auxiliar latino de Jerusalén, Mons. William Shomali; el obispo maronita Mons. Mousa El Haj; el melquita, Mons. Joseph Zreiei, y el armenio católico, Mons. Joseph Kelekian. No faltaron representaciones gubernamentales y consulares de Jerusalén. El padre dominico Keven, subrayó en su homilía en inglés una de las características fundamentales del santo de Asís, la simplicidad.

El viernes, 5 de octubre, se celebró la santa misa de inicio del curso académico 2012-13. La presidió el custodio, P. Pizzaballa, ante profesores y estudiantes del SBF (Studium Biblicum Franciscanum), STJ (Studium Theologicum Jerosolymitanum) y STS (Studium Theologicum Salesianum). Su homilía partió de la primera lectura de la misa (Job 38, 1.12-21; 40,3-5) y analizó la figura sapiencial de Job. Para ayudar a que los estudiantes y los profesores vivan bien el año que comienza citó la séptima admonición de Francisco:

Dice el apóstol: «La letra mata, el espíritu en cambio da vida». Están muertos por causa de la letra los que únicamente anhelan saber las palabras para que se les considere entre los más sabios y poder adquirir grandes riquezas para dárselas a sus parientes y amigos. Así, también, están muertos por causa de la letra, los religiosos que no quieren seguir el espíritu de la divina Escritura; sino solo saberla para explicarlas a los demás. Y están vivificados con el espíritu de la divina Escritura los que no se atribuyen a ellos mismos cualquier ciencia que tengan y deseen saber, sino que la restituyen con la palabra y con el ejemplo al altísimo Señor Dios, al que pertenecen todo bien.

Artículo, vídeo y fotografías de Andres Bergamini

(Traducción del italiano por Daniel de Úbeda, OCSSJ)