Pages Menu
Categories Menu

Posted on 12 Sep 2012 in Diócesis, Noticias de la diócesis

Nazaret: dos nuevos profesos misioneros de la Caridad

Nazaret: dos nuevos profesos misioneros de la Caridad

El domingo, 9 de septiembre de 2012, Nazaret celebró tres fiestas en una sola ceremonia: la Natividad de la Virgen, la fiesta (diferida) de la beata madre Teresa de Calcuta y los votos solemnes de dos nuevos profesos de los misioneros de la Caridad contemplativos, fundados precisamente por la madre Teresa, y establecidos en Nazaret desde hace tres años.

La misa estuvo presidida en la basílica de la Anunciaciónpor Mons. G.B. Marcuzzo, vicario patriarcal de Nazaret, y fue concelebrada por el P. Sebastian Vazhakala, superior General de Misioneros de la Caridady por una docena de sacerdotes de la ciudad, entre los que estaba el P. Amjad Sabbara. Las misioneras de la Caridadestuvieron representadas por diez hermanas de Jerusalén y Belén, ocho laicos misioneros internacionales y seis nuevos “terciarios” (que se preparan para la profesión solemne el próximo año). Asistieron otros religiosos y muchos fieles. Don Marco Riva, de la escuela Don Guanella, ofició de ceremoniero y el coro de la basílica y de los misioneros animó con la sencillez y solemnidad la celebración.

Los nuevos profesos son el H. George Barwa, de 37 años, del norte dela India, y el H. John Vianney Panithasan, de 40 años, de Tamil. Al provenir ambos de familias numerosas y debiendo ayudar a sus padres y hermanos, tuvieron una vocación religiosa y sacerdotal tardías. Después de su formación, la experiencia contemplativa y el servicio a los “más pobres de los pobres”, siguieron sus estudios de teología en el Seminario de San Beda el Venerable, de Roma. Lo que les hace estar también preparados para una posible ordenación sacerdotal.

Un rito clásico…

La celebración se desarrolló con normalidad según el rito clásico de las profesiones religiosas, cuyo punto culminante es el acto de la profesión entre las manos del superior general, con un voto distintivo adicional: la entrega del “crucifijo de los pobres” y el voto de servicio “a los más pobres entre los pobres”.

En la homilía, Mons. Marcuzzo habló de forma natural, en este año de la fe y este lugar de Nazaret, del espíritu de fe de la Virgen María.Y de la madre Teresa, que no dejó de citar: “La fe es hija de la oración, hermana de la caridad, madre del servicio, del bienestar y la paz”. Pero el obispo insistió especialmente en la dolorosa “crisis de fe” que la madre Teresa soportó heroicamente, con sonrisa y paz, durante casi 50 años y que ha revelado un libro a partir de la positio del proceso de beatificación.

Después de la misa, todos se reunieron en el patio de la iglesia para el intercambio de mabrouk y compartir dulces indios. Siguió una cena fraternal y familiar, compartida con algunos amigos invitados en el patio de la casa ampliada y renovada de los misioneros (justo detrás de la vicaría latina). Seis nuevos “terciarios” (de cuatro nacionalidades diferentes) ya han llegado y se preparan este año en Nazaret para su profesión solemne el próximo año.

Texto de nuestro corresponsal de Nazaret. Fotografías de L.Z.

(Traducción del francés por Daniel de Úbeda, OCSSJ)