Pages Menu
Categories Menu

Posted on 11 Sep 2012 in Diócesis, Noticias de la diócesis

Hortas de fiesta o flores de santidad

Hortas de fiesta o flores de santidad

Hortas.- El domingo, 10 de septiembre de 2012, los fieles de las parroquias de Beit Sahour, Belén, Beit Jala y Jerusalén se reunieron en el santuario de Hortas para orar a Nuestra Señora del Huerto. Mons. Shomali guió su homilía a través de la figura de la sierva de Dios, sor María Crescencia, hermana de Santa María del Hortus Conclusus.

En la región de Belén, cerca de la localidad de Hortas, al fondo de un estrecho valle que se asemeja a un vergel en contraste con la aridez de las colinas circundantes, se eleva una graciosa capilla, Nuestra Señora del Hortus Conclusus (Huerto Cerrado). En la pendiente de la colina, se encuentra el pueblo totalmente musulmán. Aquí es donde las hermanas de Santa María del Jardín sirven al santuario desde 1894. Esta orden fue fundada por san Antonio María Gianelli para la educación de la juventud, los enfermos y los ancianos. Según la tradición, el Hortus Conclusus es el «jardín» que Salomón cantó en el Cantar de los Cantares, que prefigura la virginidad dela Virgen María: “Eres toda hermosa, amada mía, y no tienes ningún defecto… Eres un jardín cerrado, hermana mía, novia mía; eres un jardín cerrado, una fuente sellada” (Cant 4, 7.12).

Todos los años, los fieles de las parroquias vecinas (Belén, Beit Jala, Beit Sahour) y, también, Jerusalén se encuentran (por lo general, después de la fiesta dela Natividad de la Virgen, celebrada el 8 de septiembre) en honor de María. Este año, 150 fieles han asistido a la misa presidida por Mons. Shomali, vicario patriarcal para Jerusalén, y a la procesión mariana que siguió, encabezada por los seminaristas de Beit Jala y algunos exploradores.

Una nueva flor en el jardín de los santos

En su homilía, el obispo, inspirándose en el lugar, recordó que todo cristiano está llamado a la santidad, que todos son flores de santidad. Por ejemplo, se refirió a la vida de María Angélica Crescencia (1897-1932), de origen argentino y hermana de la Nuestra Señora del Huerto, que vivió su consagración de forma inmejorable. Su lema era “hacer lo que Dios quiere, querer lo que Dios quiere, estar donde Dios quiere”. Contrajo la tuberculosis, esta amiga espiritual de santa Teresa del Niño Jesús, y murió a la edad de 35 años. Declarada venerable el 22 de junio de 2004 por el papa Juan Pablo II, será proclamada beata el 17 de noviembre de 2012.  Como ejemplo de vida santa, Mons. Shomali citó a san Francisco de Sales en su Introducción a la vida devota: “En la creación, manda Dios a las plantas que lleven sus frutos, cada una según su especie; de la misma manera que a los cristianos, plantas vivas dela Iglesia, les manda que produzcan frutos de devoción, cada uno según su condición y estado”.

Christophe Lafontaine

(Traducción del francés por Daniel de Úbeda, OCSSJ)