Pages Menu
Categories Menu

Posted on 6 Sep 2012 in Diócesis, Noticias de la diócesis, Patriarca

El patriarca condecorado con la Orden de la Estrella de Italia

El patriarca condecorado con la Orden de la Estrella de Italia

JERUSALÉN.- El miércoles, 5 de septiembre de 2012, se impuso al patriarca la condecoración de caballero gran cruz de la Orden de la Estrella de Italia. Recibió la presea, en nombre del presidente de la República Italiana, Giorgio Napolitano, de manos de Giulio Terzi, ministro de Asuntos Exteriores del gobierno de Mario Monti.

El presidente Napolitano concedió esta distinción al patriarca, el 2 de junio pasado, en el curso de la fiesta nacional italiana. Se trata del grado más alto de la orden.La Orden de la Estrella de Italia es una institución honorífica de la República Italiana. Fue establecida por una ley de 3 de febrero de 2011 y sucede a la antigua Orden dela Estrella de la Solidaridad Italiana, fundada en 1947.La Orden de la Estrella distingue a las personas que han adquirido méritos especiales en el fomento de las relaciones de amistad con Italia. También premia a todos los que trabajan por la paz, la promoción de los derechos humanos y la defensa de la dignidad humana. En este sentido, dice el ministro, “el patriarca Fouad Twal es y ha sido siempre un ejemplo de la moderación y la paz, que rechaza todo extremismo y toda forma de violencia. Su Beatitud es un faro para los cristianos”. También, en su discurso, Terzi di Sant’Agata destacó que era la primera vez que el presidente de la república aprobada la concesión de estas distinciones: “El patriarca Twal es un verdadero amigo de Italia e Italia, una verdadera amiga que toma parte por los cristianos de Tierra Santa”. Y el ministro continuó: “Agradecemos (…) al patriarca Twal que sea capaz de hablar al corazón de la gente y les haga comprender que la Iglesia en Tierra Santa es una iglesia formada de personas, piedras vivas, y no sólo  de monumentos antiguos”.

Mensaje claro a los cristianos de Tierra Santa

La república de Italia, a través de esta condecoración, quiere “enviar un mensaje claro a los cristianos de Tierra Santa”, porque “es imposible imaginar esta tierra sin la población cristiana”. El patriarca comenzó su discurso (puede leerse en inglés e italiano) manifestando sentirse “muy honrado” y expresando “su gratitud a la amada nación italiana”. No obstante, es también para él “un reconocimiento pastoral a toda la Iglesia en Tierra Santa”.

El patriarca también mostró su satisfacción por la colaboración entre la Iglesia de Tierra Santa e Italia, que juzga “excelente”. Tierra Santa cuenta con más de un centenar de órdenes religiosas que trabajan en lo social, la educación y la salud, y los italianos están bien presentes. Su Beatitud no dejó de recordar el papel de las diócesis, asociaciones, movimientos italianos que apoyan “activamente” a los palestinos ligados al Patriarcado Latino de Jerusalén y la Custodia de Tierra Santa.

El patriarca, dirigiéndose al ministro de Asuntos Exteriores, que conoce bien Tierra Santa (fue embajador de Italia en Israel de 2002 a 2004),  se refirió a la situación del país e insistió en el papel de los gobiernos en la “promoción de la libertad religiosa como un derecho fundamental”. Al hilo de esto, el patriarca dijo que “Tierra Santa debería estar libre de cualquier puesto de control, muros y barreras físicas y psicológicas. En esta misión, estamos llamados a unir nuestras fuerzas y nuestras oraciones por el bien de los pueblos de esta tierra”. Mons. Fouad Twal concluyó su discurso con una expresión de “fuerte ánimo y apoyo a los italianos”, que atraviesan una difícil situación económica.

Christophe Lafontaine

(Traducción del francés por Daniel de Úbeda, OCSSJ)