Pages Menu
Categories Menu

Posted on 3 Sep 2012 in Iglesia

Tierra Santa recuerda al cardenal Martini

Tierra Santa recuerda al cardenal Martini

El funeral del cardenal Carlo Maria Martini se celebrará hoy, lunes, 3 de septiembre a las 16:00 horas en la catedral de Milán. El cardenal, tras su jubilación, se retiró a Jerusalén de 2002 a 2008. Dejó en Tierra Santa el regalo de una “discreción ejemplar”. El Patriarcado Latino de Jerusalén se une en oración a los fieles de Milán.

Su beatitud el patriarca Fouad Twal ha expresado sus condolencias y manifestado su oración en un telegrama enviado este día. En nombre del Patriarcado Latino de Jerusalén, quiere honrar la memoria del cardenal Martini. En 2002, el cardenal, alcanzada la edad de jubilación (visitante asiduo de la CiudadSanta), había decidido pasar unos años (hasta 2008) en el Pontificio Instituto Bíblico de Jerusalén. Jerusalén era para él la ciudad de su enraizamiento espiritual y el compromiso de toda su vida en la esperanza del reino de Dios,la Jerusalén celestial.

Mons. Fouad Twal recuerda que “el cardenal había elegido una vida discreta, sin interferir en los asuntos y en la vida de la diócesis”. El patriarca destaca “la sabiduría del cardenal”, que “pese a una reputación mundial”, “evitó tocar los aspectos políticos de Tierra Santa, y prefirió consagrar su tiempo a la oración, los retiros espirituales y los estudios de exégesis bíblica”. En este aspecto, el patriarca reconoce que “su presencia era un gran riqueza espiritual para los cristianos de Tierra Santa”.

Muchos sacerdotes guardan en su memoria su amor porla Palabrade Dios, que compartió de una forma especial en un retiro de sacerdotes del Patriarcado, con el tema de la “Lectio Divina”. Personalmente, Mons. Fouad Twal, entonces coadjutor, recuerda que, en cada encuentro en la nunciatura o en el patriarcado, el cardenal siempre tenía una “mirada fraternal con una conciencia clara de (su) misión”.

El cardenal también ha marcado los espíritus por “su programa de vida organizado y estricto” y “por su generosidad”. Donó su pensión y sus derechos de autor de forma particular a los cristianos de Tierra Santa.

“Nuestra forma de darle las gracias”, confía el Patriarca, “es recordarlo en nuestra oración. Y del cielo, le pedimos que rece por esta Tierra Santa que tanto ha amado”. Mons. G.B. Marcuzzo, vicario patriarcal para Israel, actualmente en Italia (Milán) en un congreso interreligioso sobre Jerusalén, asistirá al funeral en representación del Patriarcado Latino y la Iglesiaen Tierra Santa. Y el jueves próximo, 6 de septiembre, el patriarca Twal celebrará una misa en ese mismo congreso por el cardenal Martini, gran amigo de Tierra Santa.

Jesuita italiano, el cardenal Martini fue rector del Pontificio Instituto Bíblico y de la Universidad Gregorianade Roma antes de convertirse en arzobispo de Milán en 1979. En el consistorio de 2 de febrero de 1983, fue creado cardenal. En 2002, se retiró a Jerusalén y publica Hacia Jerusalén. Los textos del cardenal Martini, reunidos en esa edición, explican tanto la elección del arzobispo de Milán de vivir en Jerusalén y, más aún, la significación de Jerusalén para todo cristiano (peregrinación a las fuentes de la fe; Jerusalén, ciudad entre la tierra y el cielo; las relaciones judeio‑cristianas; paz en las murallas de la ciudad.)

Christophe Lafontaine

(Traducción del francés por Daniel Berzosa y López, OCSSJ)