Pages Menu
Categories Menu

Posted on 24 Aug 2012 in Diócesis, Noticias de la diócesis

Éxito de los campamentos de verano para niños y jóvenes en Galilea

Éxito de los campamentos de verano para niños y jóvenes en Galilea

GALILEA.- Como cada verano, las parroquias, escuelas y movimientos han organizado campamentos durante las vacaciones. Este tipo de actividades es muy útil, pero también es muy exigente.

Las autoridades públicas imponen condiciones de seguridad cada vez más draconianas (lo que ha causado una reducción significativa del número de campamentos este año). Esto pone en evidencia el mérito de las parroquias y las asociaciones que afrontan con valentía estos problemas y organizan, pese a todo, este tiempo precioso de formación estival. Entre otros, ofrecemos aquí la experiencia de la parroquia de Shefaamer y de los exploradores de Nazaret, que se han distinguido de forma particular.

1. La parroquia latina de Shefaamer

La parroquia latina de Shefaamer organizó en julio un campamento de verano en el que participaron 250 niños, con programas muy variados y, según el testimonio de los padres, muy acertados. Y por un motivo: “¡Queremos quedarnos todo el día!”, repetían los niños a sus padres cuando debían regresar a casa a las 13:30 horas. Este campamento tenía la ventaja de ser económico, y estaba animado por muchos jóvenes, ayudados por muchos padres.

La iniciativa fue organizada cuidadosamente por el P. Bassam Al-Deir, con la inestimable colaboración del seminarista Salim Haddad. El final del campamento se celebró el 3 de agosto con la presencia del obispo G. Boulos Marcuzzo y muchas familias, encantadas con las actuaciones del programa presentadas por sus hijos. El vicario patriarcal felicitó y dio las gracias de forma calurosa al párroco, al seminarista, a los monitores y a todo el personal por esta iniciativa que “salva a nuestros niños y jóvenes de un vacío destructivo moral, cultural, espiritual y educativo, en que a menudo deviene el tiempo de vacaciones malgastado”.

La fiesta también incluyó una exposición, visitada con entusiasmo por las familias; donde se mostraron los “trabajos” artísticos de los niños. Con mucho gusto y agradecimiento, el P. Bassam distribuyó a todos los jóvenes monitores; así como al médico, al psicólogo y a otros colaboradores, un certificado de participación y mérito, un icono y les ofreció un hermoso día de descanso en las montañas del Golán.

2. Los scouts de la Anunciación de Nazaret

Entre las asociaciones, los exploradores de la Anunciación en Nazaret se han distinguido de forma especial. Organizaron su campamento en Tabgha, del 20 al 28 de julio, en el lago de Tiberíades, cerca de la casa de los padres franciscanos. El lugar es sin duda sugerente, aunque un poco estrecho. Fue una elección casi obligada por las condiciones restrictivas impuestas. Los niños y jóvenes participantes, cuyo número se acercaba al centenar, se repartieron según las diferentes categorías de exploradores y en diversas tiendas, bajo la experta dirección de Joseph Farran.

La fiesta de clausura se desarrolló en la orilla del lago y, en un momento muy evocador, como es el de la puesta de sol, en presencia de muchas familias y del obispo Mons. G.B. Marcuzzo, que les transmitió los saludos y la bendición del patriarca de Jerusalén, Mons. Twal. El acto terminó con el saludo a la bandera, el himno oficial de los exploradores, otros ritos tradicionales scouts y con una oración y un breve discurso del obispo, inspirado en la petición de Jesús a Pedro: “Simón, hijo de Jonás, ¿me amas?” y el símbolo y el lema del escultismo (la flor de lis y el “siempre listo”).

Texto de nuestro corresponsal en Galilea; fotografías: M. T.

(Traducción del francés por Daniel Berzosa de Úbeda, OCSSJ)