Pages Menu
Categories Menu

Posted on 6 Jul 2012 in Actualidad local, Política y sociedad

Se han citado con los cristianos de Oriente

Se han citado con los cristianos de Oriente

ORIENTE MEDIO.- Tienen 23 y 24 años, son estudiantes y recorrerán en coche, a partir de septiembre próximo y durante más de seis meses, unos 21.000 kilómetros por las carreteras de Oriente. Maxime Delpierre y Vicente Gelot partirán de Beirut para reunirse con las comunidades cristianas de una veintena de países en Iraq, Kazajstán, Jordania… o, incluso, Egipto. Hasta Jerusalén.

¿Cuál ha sido el detonante de vuestra aventura?

El viaje de Benedicto XVI al Líbano, del 14 al 16 de septiembre, ha sido la chispa de nuestro proyecto “Mille et une fois”. El Papa firmará la exhortación apostólica que culmina los trabajos del Sínodo de los Obispos para Oriente Medio (2010). El Papa traerá un mensaje de paz y unidad a los cristianos de Oriente. Al hilo de ello, hemos decidido recorrer 21 países por los caminos de Oriente al encuentro de los cristianos a veces aislados, a veces perseguidos en estos países para transmitirles el mensaje. No olvidamos el objetivo de mostrar la riqueza y la belleza de las Iglesias orientales. Nuestro periplo puede dar visibilidad a estas comunidades por medio de los testimonios de los que nunca se habla, como, por ejemplo, de Uzbekistán. Además, descubrir la fe de estos cristianos nos enseñará también mucho.

¿Cómo os habéis organizado para encontraros con las comunidades de Oriente?

Tenemos un Renault 4L para nuestros desplazamientos. Es una manera cómoda de viajar grandes distancias y pasar más tiempo en las comunidades que nos acogerán. El coche nos permitirá realmente estar cómodos sin la presión de kilómetros.

Para reunirnos con estas comunidades, hemos hechos contactos a varios niveles, con el Patriarcado de Siria, por ejemplo, con las distintas comunidades en Iraq. Para Kirguistán, estamos obligados a tener sus coordenadas para saber donde se encuentren. En el Líbano, visitamos a varios líderes religiosos de las Iglesias cristianas que apoyan nuestro proyecto, como monseñor Cyrille Salim Bustros, del Patriarcado greco‑melquita católico de Beirut y Jbeil; monseñor Paul Matar, del arzobispado maronita de Beirut. El patriarca latino de Jerusalén, su beatitud Fouad Twal, también nos manifestó su ánimo y el deseo de reunirse con nosotros cuando lleguemos a Jerusalén.

Por otro lado, no ocultamos que la aventura nos invita a no planearlo todo.

¿Cuáles son las dificultades a las que se enfrenta un proyecto como este?

El Medio Oriente atraviesa por problemas políticos históricos. Pese a todas nuestras precauciones y cartas de invitación en algunos países, en caso de que la situación sea demasiado peligrosa, iremos por una ruta alternativa. En términos financieros, el expediente no se ha cerrado. Buscamos apoyo en esta área como en el campo de las comunicaciones. Sobre este tema, para explicar bien nuestra iniciativa a los cristianos con los que nos encontremos, hemos traducido a varios idiomas nuestro informe para superar la barrera del idioma.

¿Qué tiene de novedoso vuestra iniciativa?

En primer lugar, no queremos a toda costa hacer algo original. Tenemos un objetivo: “el encuentro”. Sucederá según los planes dela Providencia, de acuerdo con lo que somos.

Acaso nos diferenciamos de otros proyectos en el itinerario; porque no seguimos la ruta de la seda o la de las especias, o ningún otro hilo. En nuestro caso, trazaremos un lazo por Oriente, que ofrecerá al mundo una gama de la variedad de ritos y situaciones de los cristianos de esta región.

A continuación, iremos al encuentro de todas las comunidades cristianas perseguidas o no, aislados o no, pobres o no. No tenemos una temática en sentido estricto, dedicado a un tema del tipo “los cristianos olvidados de Asia Menor”…

También tenemos la intención de componer un libro con nuestros encuentros. Lo hemos llamado “El Libro de Oriente”. Recogerá las intenciones de oración de los cristianos que visitemos.

¿Jerusalén supondrá el fin del itinerario?

Sí. Jerusalén será nuestra culminación. El final de nuestra aventura en la ciudad dela Salvaciónnos devolverá a la fuente del Cristianismo,la Iglesia primitiva. En esta ocasión, visitaremos al patriarca latino para entregarle el Libro de Oriente.

Entrevista realizada por Christophe Lafontaine

(Traducción del francés por Daniel de Úbeda, OCSSJ)

Más información sobre el proyecto “Mille et une fois”: https://www.facebook.com/MilleEtUneFoi