Pages Menu
Categories Menu

Posted on 3 Jul 2012 in Comunicados de prensa, Publicaciones

Comunicado: La basílica de la Natividad, patrimonio de la humanidad

Comunicado: La basílica de la Natividad, patrimonio de la humanidad

JERUSALÉN.- Comunicado: El Patriarcado Latino de Jerusalén se alegra con la inclusión, el viernes, 29 de junio, de la iglesia de la Natividad de Belén, en Cisjordania, en el «patrimonio de la humanidad». El sitio del “Lugar del nacimiento de Jesús” incluye también la ruta de peregrinación.

El Patriarcado Latino de Jerusalén se alegra con la inclusión, el viernes, 29 de junio, de la iglesia dela Natividadde Belén, en Cisjordania, en el «patrimonio de la humanidad». El sitio del “Lugar del nacimiento de Jesús” incluye también la ruta de peregrinación.

El Patriarcado desea subrayar que Belén, antes de ser el primer sitio palestino incluido en la lista de UNESCO, ya pertenecía al patrimonio de la humanidad; puesto que dos mil millones de cristianos veneran el lugar, así como mil millones de musulmanes que reconocen a Jesús como un profeta. Es decir, la mitad de la humanidad. Para el Patriarcado, esta declaración dela UNESCO es en sí misma muy positiva.

El hecho de que la Autoridad Palestina (AP) haya trabajado para conseguir esta declaración también revela una victoria diplomática. Belén forma parte de los Territorios Palestinos, por lo que era parala APtanto un derecho como un deber.

Dicho esto, no es este no el único punto que debe destacarse.

En la decisión dela UNESCO, se recoge también la imagen de que los palestinos se interesan por los lugares santos cristianos y que tienen, por otra parte, el deseo de animar las peregrinaciones y el turismo religioso. Recuérdese que Belén es el primer lugar turístico de los Territorios Palestinos (dos millones de visitantes en 2011).

El Patriarcado quiere subrayar de igual modo que esta inclusión en el patrimonio de la humanidad manifiesta la intención de proteger estos Lugares Santos contra el paso del tiempo o cualquier otro riesgo.

Hay un reglamento interno, el status quo, que regula las relaciones entre las diversas comunidades cristianas y sus derechos y deberes en relación con la funcionamiento y el mantenimiento dela Natividad. Es deseable quela UNESCO yla Autoridad Palestina respeten esta particularidad y no intervengan salvo en casos excepcionales.

(Traducción del francés por Daniel de Úbeda, OCSSJ)