Pages Menu
Categories Menu

Posted on 15 Jun 2012 in Diócesis, Noticias de la diócesis

‘Missio’ eclesial para los bachilleres en teología de la Universidad de Belén

‘Missio’ eclesial para los bachilleres en teología de la Universidad de Belén

De la Universidad de Belén, salen cada año cientos de nuevos graduados en diferentes disciplinas. Ofrece también a la Iglesia local una decena de diplomados en teología, lo que constituye una fuente valiosa de catequistas y agentes de pastoral para nuestras parroquias, que no sólo reciben su primer título académico universitario, como los demás estudiantes, sino también reciben una “missio“, un encargo oficial de la Iglesia. La ceremonia se celebró en la capilla de la universidad de Belén (UB) el jueves, 6 de junio de 2012, fiesta del Corpus Christi, y estuvo presidida por S. E. Mons. Giacinto-Boulos Marcuzzo, al que se invitó también como profesor de Patrología y de Literatura Árabe Cristiana (LAC) de la UB, y miembro de la junta de gobierno de la universidad. El P. Dr. Jamal Khader, decano de la Facultad de Artes y de la Sección de Estudios Teológicos organizó la misa, el rito de la missio y su recepción, asistido por sus colaboradores y, en especial, por el P. Peter Dubrul, SJ; Michel Rock y la H. Patricia Crockfort, SSJ, que prepararon los cantos y una atmósfera de oración y sones alegres.

Los ocho nuevos titulados universitarios de este año son: H. Manar Sony, SSJ; el seminarista George Bassous, Anton Sabat, Claudine Faltas, Marina Abu-Sa’da, Meran Abu-Dahou, Nancy Farah, Houeida Kheir/Misleh. Debe destacarse que todas las confesiones cristianas están representadas en este pequeño grupo. La hermosa capilla de la universidad no podía estar más llena de invitados: S. E. Mons. Sawirous, obispo sirio-ortodoxo; la comunidad de los Hermanos de las Escuelas Cristianas; sacerdotes, religiosas y, sobre todo, jóvenes, padres y amigos de los nuevos “misioneros”.

“¿Dónde está la habitación en la que el Maestro va a celebrar la Pascua con sus discípulos?”. A partir de este versículo del Evangelio de la fiesta, el obispo celebrante ” comparó la universidad, y a cada nuevo bachiller, a un cenáculo en el que la sociedad y la Iglesia comparten la comida del cordero inmolado, viven la unidad y se abren para recibir y difundir el Espíritu del hombre nuevo. Tres dones inestimables que corresponden exactamente a las tres grandes necesidades de la sociedad palestina”. También, en nombre de su beatitud el patriarca, dio las gracias muy “calurosamente a los hermanos de las escuelas cristianos, en general, por su misión académica y, en particular, por la formación de los cuadros cristianos, una tarea incomparablemente única, valiosa e indispensable”.

La cima del rito fue la profesión solemne de fe y las seis promesas por las cuales los ocho jóvenes se comprometieron “a seguir a Cristo, a trabajar por la difusión del Reino de Dios, a ser apóstoles de la nueva evangelización, a colaborar en la formación de los fieles (especialmente los jóvenes), a vivir de forma cristiana en la sociedad y en la Iglesia de este tiempo“. En ese momento, el celebrante entrega una copia de la Santa Biblia a cada uno y pronuncia sobre todos las eternas y siempre nuevas palabras del Evangelio: “Con la gracia de Dios, id al mundo entero…“.

Texto y fotografías de M.R., Belén

(Traducción del francés por Daniel de Úbeda, OCSSJ)