Pages Menu
Categories Menu

Posted on 5 Jun 2012 in Fiestas, Vida litúrgica

Tierra Santa en procesión por María

Tierra Santa en procesión por María

Retablo del santuario de la Visitación (Ein Karem)

TIERRA SANTA.- Como cierre del mes dedicado a María, los cristianos de rito latino de Jerusalén se reunieron en la tarde del 31 de mayo para una celebrar una larga procesión en el barrio cristiano de Jerusalén. En Tierra Santa, se la ama como una hija del país y como una madre que consuela y protege. El mes dedicado a ella respira fervor.

El 31 de mayo, día en el quela Iglesiaconmemorala Visitaciónde la joven María a su prima Isabel, supone también el cierre del mes dedicado ala Virgen.

Los festejos marianos de ayer comenzaron con una misa celebrada por el custodio de Tierra Santa, padre Pizzaballa en Ein Karem. Según la tradición cristiana, Ein Karem es el lugar de nacimiento de san Juan Bautista y ahí es donde sus padres, Zacarías e Isabel, vivieron. El Nuevo Testamento relatala Visitaciónde María a su prima Isabel cuando ambas estaban embarazadas (Lc 1, 39-56). Ayer, se ordenó allí a varios frailes franciscanos como lectores y acólitos.

Por la tarde, en Jerusalén, un millar de fieles se reunieron en una procesión por las calles del barrio cristiano dela Ciudad Vieja.Jóvenes, mayores, familias, exploradores y franciscanos rezaron juntos el rosario primero y, luego, la misa en la iglesia parroquial de San Salvador. A continuación, la procesión se dirigió al Colegio de los Hermanos y, después, al Patriarcado Latino. Las niñas llevaban la estatua dela Virgen Maríay Mons. Shomali, acompañado del Padre Custodio, presidió la procesión, que parte del convento franciscano. El párroco de San Salvador propuso esa tarde de oraciones sobre el tema de «la confianza en la protección de María».

La confianza en la protección de María

Esta procesión es un verdadero testimonio de vida cristiana en Jerusalén. Es la prueba de una tradición cultural y religiosa fielmente seguida. Es también la expresión de una fe viva que se expresa en la ciudad dela Salvación. Essimplemente una manifestación del corazón. Los fieles, tras los tambores y las banderas, muestran la forma como se venera ala Madrede Dios, la madre de todos, aquí, que consuela y acompaña todos los momentos de la vida familiar. María vela sobre las familias y todas las madres. El mes de mayo está consagrado a Ella. Y todos tenemos en mente el 7.º Encuentro de las Familias que tiene lugar en Milán del 30 mayo al 3 junio.La Iglesialocal también está representada por una delegación de 12 parejas de Tierra Santa, encabezadas por el patriarca Fouad Twal y Mons. Maroun Lahham, delegado episcopal parala Pastoraldela Familia.

María también se festeja en Tierra Santa de una manera particular; porque está en su casa. Las flores, las canciones, la piedad popular la celebran. En Jerusalén, como Ramala, Sheefamer o Jifna, han sido muchas las parroquias de la diócesis que han organizado solemnes celebraciones para la que es hija del país y, también, Reina dela Paz. Todos le rezan para pedir su protección y la paz para el país. Sin duda, los cristianos de Tierra Santa aman la misma tierra de colinas y valles que atravesó. Tierra de sol y flores, la tierra de pinos y olivos… El olivo es precisamente el símbolo de la paz, la dulzura, la sabiduría y la castidad, puede servir como comparación con el alma santa de María. San Alfonso María de Ligorio selecciona la alegoría del olivo para resumir lo que nos dice de María: María es toda dulzura y misericordia, es el remedio para nuestros males. «Yo soy como un olivo en los campos» (Si 24, 19). Del olivo se extrae el aceite, símbolo de la dulzura; así como de las manos de María brotan la gracia y la misericordia.

Christophe Lafontaine

(Traducción del francés por Daniel de Úbeda, OCSSJ)

Picasa Álbum (48 fotografías)