Pages Menu
Categories Menu

Posted on 4 May 2012 in Diócesis, Noticias de las comunidades religiosas

La beata María de Jesús Crucificado reúne a sus carmelitas

La beata María de Jesús Crucificado reúne a sus carmelitas

EMAÚS – El miércoles, 2 de mayo, el patriarca celebró la santa misa de inauguración de una reunión de carmelitas en Emaús alrededor de la beata palestina María de Jesús Crucificado. Después de la ceremonia, Mons. Twal impartió una conferencia sobre la beata carmelita.

Del 2 al 8 de mayo, una treintena de religiosas carmelitas de los conventos de Tierra Santa (Jerusalén, Belén, Nazaret y Haifa) se reúnen en unas jornadas de formación. Este año han decidido que gravitasen en torno a la vida de la beata Mariam Baouardy, por su nombre de religión María de Jesús Crucificado. La sesión se inició en  Emaús-Nicópolis, lugar indicado por el mismo Jesús a la beata Mariam en 1878, como el Emaús del Evangelio.

En su homilía, el patriarca recordó que la beata era “hija de Tierra Santa”. “La tierra y sus colinas están en ella –dijo– y en sus iluminaciones e inspiraciones”, la beata ayuda a descubrir “toda la profundidad del mensaje espiritual de los Santos Lugares”. Mons. Fouad Twal, a imagen de la hermana Mariam, invitó a todos a “tocar esos lugares, a oler su fragancia, a formar un solo cuerpo con ellos, hasta hacerlos tan familiares… que se conviertan en nosotros mismos; otra tierra santa donde Jesús pueda nacer, crecer y actuar“.

Mons. Fouad Twal pronunció a continuación una conferencia a las carmelitas titulada “Mariam y su patriarca”. Describió las relaciones especiales de su predecesor, Mons. Vincent Bracco, con la beata, de la que destacó su santa amistad: “El patriarca era el guía espiritual de Mariam y Mariam fue el apoyo espiritual del patriarca”. Y concluyó: “En las vidas de ambos, se encuentran verdaderas señas de santidad”.

«Una presencia amiga muy próxima»

La hermana Anne-Françoise, superiora del monasterio de Belén y organizadora de la reunión, también testimonió esta amistad santa con la beata: “Sor Mariam es como una amiga que nos ayuda y nos muestra el camino del Evangelio. Creemos que puede ofrecer algo a todos a través de su historia”. Esta es sin duda la razón por la que las carmelitas han querido vivir este tiempo en torno a este beata palestina “a menudo en éxtasis”, pero que “también vivió con naturalidad en la tierra y en el cielo”. “Nada puede detener su exceso de amor”, añadió la hermana Anne-Françoise. Un amor mezclado con una gran delicadeza desde una edad temprana, como la pequeña Teresa: “Una es la forma de la sencillez y la otra, por sus visiones, es la manera de lo extraordinario; pero ambas nos enseñan la Evangelio”.

Desde la inauguración del encuentro, las carmelitas se alimentan a diario con conferencias sobre la beata. Debe destacarse la que Mons. Marcuzzo dictará el próximo lunes, 7 de mayo, con el título “Mariam y la Iglesia local, especialmente en comparación con el último sínodo”, que muestra la indudable actualidad de la beata.

Amélie de La Hougue

(Traducción del francés por Daniel de Úbeda, OCSSJ)

Álbum Picasa (15 fotografías)