Pages Menu
Categories Menu

Posted on 9 Apr 2012 in Iglesia, Noticias del Santo Padre

Sínodo: Benedicto XVI viajará al Líbano a mediados de septiembre

Sínodo: Benedicto XVI viajará al Líbano a mediados de septiembre

Vaticano – El papa Benedicto XVI visitará el Líbano del 14 al 16 de septiembre para promulgar la exhortación apostólica postsinodal para Oriente Medio, tras el sínodo celebrado en el Vaticano, del 10 al 24 octubre de 2010, sobre el tema: «La Iglesia católica en Oriente Medio: comunión y testimonio». La Santa Sedey las autoridades de Beirut confirmaron el viaje ayer.

La exhortación apostólica contendrá las conclusiones y recomendaciones que se alcanzaron durante el sínodo para todas las iglesias locales de la región. El papa se reunirá con las autoridades civiles y religiosas, así como con jóvenes. El papa tendrá la oportunidad de volver sobre esta cuestión y sobre la cooperación entre todas las confesiones de la región el próximo septiembre en el Líbano.

El Santo Padre, ayer, en la plaza de San Pedro, reiteró su preocupación por los cristianos de Oriente y, en particular, entonó una súplica por los sirios. «Qué cese en Siria el derramamiento de sangre y que se retome sin demora el camino del respeto, el diálogo y la reconciliación, según el desea de la comunidad internacional», dijo.

El papa también subrayó la necesidad del diálogo interreligioso en Oriente. En especial en esta región, donde los conflictos y las tensiones no faltan, apeló a la estabilidad en Irak y oró para que, en Tierra Santa, se relance por fin el proceso de paz entre israelíes y palestinos. «Cristo resucitado dé esperanza a Oriente Medio, para que todos los elementos étnicos, culturales y religiosos colaboren al bien común y al respeto de los derechos humanos», dijo Benedicto XVI.

El patriarca latino de Jerusalén, Mons. Fouad Twal, recordó en su homilía que no es superfluo que las autoridades religiosas se mezclen en estas cuestiones; porque «los políticos y la comunidad internacional se preocupan no poco de nuestra suerte». «Los intereses personales anulan la buena voluntad de los que buscan avanzar hacia la paz y la justicia», se lamentó durante la misa de Pascua. El patriarca, sin embargo, se felicitó por “la primavera árabe”, y de esta «juventud entusiasta, que se ha sacudido el polvo (…) de una historia oscura, miserable y totalitaria».

Christophe Lafontaine, con AFP

(Traducción del francés por Daniel de Úbeda, OCSSJ)