Pages Menu
Categories Menu

Posted on 27 Mar 2012 in Diócesis, Noticias de la diócesis

«Sois un oasis de la Buena Nueva»

«Sois un oasis de la Buena Nueva»

Este año, la solemnidad de la Anunciación(que normalmente se celebra el 25 de marzo) se ha desplazado al día siguiente, al coincidir con el quinto domingo de Cuaresma. Para esta celebración, la Comunidad del Emmanuel ha invitado a su beatitud el patriarca Fouad Twal al Oasis, su casa de acogida en Tiberíades. La Anunciación es también la “fiesta oficial” de los miembros del Emmanuel. Por otra parte, en 2012, la Comunidad da las gracias por sus 40 años de existencia con un año jubilar que comenzó el 25 de marzo del año pasado en Tiberíades y finalizará el 15 de agosto, día de la Asunción .

Mons. Fouad Twal estuvo acompañado de Mons. Kamal Bathish, obispo auxiliar emérito. El patriarca ya conocía la casa del Oasis, pues estuvo en julio de 2010. Pero era la primera vez que regresaba. Sonriendo, dando la mano a todos, Su Beatitud hizo gala de su «cultura de la cercanía». El patriarca se reencontró con alegría con los miembros de la comunidad, entre los que estaba a su ex secretaria en Túnez, Catherine Jacquemot.

En su homilía (en francés), Mons. Fouad Twal refirió su «recuerdo afectuoso» de la Comunidad del Emmanuel y el nacimiento al cielo de Pierre Goursat, fundador de esta comunidad, nacido un 15 de agosto (Asunción) y muerto un 25 de marzo (Anunciación): «Hasta qué extremo la presencia mariana marcó la vida de Pierre Goursat» y «de la comunidad», añadió. En el misterio de la Anunciación, el patriarca recordó a los miembros de la Comunidad y a todos los presentes esta necesidad de que «también tomemos conciencia de que el cristiano es el hombre del anuncio». E insistió en el papel de la casa de acogida de la Emmanuel: «Sois un oasis de la Buena Nueva». Lo que se traduce de forma específica en «amar y servir al buen Dios y a la Iglesia». El patriarca pidió a los miembros de la comunidad que fueran «siervos», «Dios con nosotros» y «testigos»: «Sabed que la imagen de vuestra presencia va más allá de esta pequeña casa que habitáis. No olvidéis que pertenecéis a la Iglesia universal. Sois un pequeño oasis que se refiere a una realidad infinitamente más grande».

Sínodo para la nueva evangelización

En cuanto al tema propuesto para el próximo Sínodo sobre la Nueva Evangelización, que se celebrará en octubre, les dijo: «Orad de corazón aquí, junto al lago de Galilea (donde los apóstoles fueron los primeros en recibir la Palabra), por (este) sínodo (…). Orad también para que los peregrinos adquieran el gusto de la evangelización cuando salgan del Oasis… y Galilea. Y ored también por vuestro patriarca».

Una invitación a la oración que Ledeuil George, responsable del Oasis junto a su esposa, Annick, y en nombre de la Comunidad del Emmanuel, no dejó de resaltar tras la celebración. «El verdadero corazón de nuestra casa es nuestra capilla» (…). «Querido Sayedna, con María, madre del Emmanuel, cuente con seguridad con nuestras oraciones». En su discurso, George Ledeuil expresó también el «reconocimiento» y el «afecto filial» por parte de sus hermanos de comunidad, felices de pertenecer a la Iglesia de Tierra Santa.

La jornada reunió a unos sesenta amigos de la Comunidad. Vinieron de Tiberíades, Haifa, Nazaret y Jerusalén. También, amigos judíos, árabes, europeos, y colegas, personal administrativo, proveedores y representantes de las comunidades religiosas que componen la compleja realidad del país.

Christophe Lafontaine

(Traducción del francés por Daniel Berzosa y López, OCSSJ)

Álbum Picasa (47 fotografías)