Pages Menu
Categories Menu

Posted on 7 Mar 2012 in Actualidad local, Política y sociedad

Pastoral de los emigrantes: quinto encuentro

Migrants5

El 6 de marzo de 2012, en el Patriarcado Latino de Jerusalén, la Comisión para la coordinación de los sacerdotes y agentes de pastoral comprometidos con los trabajadores extranjeros y solicitantes de asilo continuó sus discusiones.

Cerca de veinticinco sacerdotes y religiosos que participan directamente en la misión con los trabajadores extranjeros y solicitantes de asilo se reunieron por quinta vez, bajo la dirección del coordinador de la comisión, el padre David Neuhaus, vicario patriarcal para los católicos de lengua hebrea. Estuvieron presentes los miembros de los equipos de trabajo con los grupos de filipinos, eritreos, africanos francófonos y anglófonos, indios, rumanos, libaneses y sudaneses; así como de la capellanía de prisiones. También asistieron los párrocos de Jaffa, Haifa, Tiberíades y Eilat.

La reunión contó con dos invitados especiales: Sara, de Amnistía Internacional, y  Shahar, de Médicos por los Derechos Humanos. Estas personas activas y comprometidas informaron a los agentes de pastoral de los últimos acontecimientos que afectan a la realidad de los trabajadores extranjeros y demandantes de asilo. Elogiaron la labor de la hermana Azezet, religiosa comboniana, miembro de la comisión y trabajadora incansable al servicio de los solicitantes de asilo, en particular de los que han sido víctimas de abusos en el Sinaí. A través de ella, se invitó a Sara y Shahar. Los asuntos tratados fueron en especial:

– el estatuto legal de los demandantes de asilo en Israel y sus derechos,

– las nuevas normas en vigor para los solicitantes de asilo de Sudán del Sur y de Costa de Marfil, dos pueblos amenazados con la repatriación,

– los recientes resultados de las etapas para solicitar la residencia permanente para más de 700 familias de trabajadores extranjeros,

– la reforma de la Ley de Ciudadanía, para que tenga en cuenta a la reagrupación familiar,

– los avances legales respecto de los infiltrados en Israel y el establecimiento de nuevos centros penitenciarios para detener a personas infiltradas de forma ilegal,

– la condición de los solicitantes de asilo africanos que fueron secuestrados en la península del Sinaí, y su destino a su llegada a Israel,

– los derechos médicos de los inmigrantes.

Sara y Shahar también respondieron a otras muchas preguntas.

En la segunda parte de la reunión, los presentes informaron sobre el estado de sus trabajos con las distintas comunidades. El padre Jean-Paul, de la comunidad africana francófona, lamentó la pérdida de la hermana Miriam Nothmann, cuyo trabajo con niños y adultos era un recurso valiosísimo, y se la echará muy de menos. El padre Jay, de la comunidad india, refirió la visita de una importante delegación de responsables de la Iglesia en la India. El padre Arnie y la hermana Mary‑Michael, recién llegados para comenzar a trabajar con los filipinos en Haifa, se presentaron. El padre Kozhaya, de la comunidad libanesa; el padre Donaziano, de la comunidad iberoamericana, y la hermana Rebecca, de la comunidad filipina de Tel Aviv, contaron la preparación para los sacramentos.

Esta parte de la reunión se dedicó principalmente a discutir sobre la necesidad de encontrar catequistas (sobre todo, de habla hebrea), de organizar clases de catecismo y dar a los niños una experiencia comprensible de la Iglesia. En este contexto, el padre Neuhaus presentó el tercer volumen de las obras del catecismo en hebreo, dedicado al calendario católico y a las fiestas.

(Traducción del francés por Daniel Berzosa y López, OCSSJ)

Fuente: Vicaría de Santiago para los Católicos de Lengua Hebrea