Pages Menu
Categories Menu

Posted on 8 Feb 2012 in Fiestas, Vida litúrgica

Don Bosco, el apóstol de la juventud, celebrado en Tierra Santa

Don Bosco, el apóstol de la juventud, celebrado en Tierra Santa

don-bosco-01

 

El domingo, 5 de febrero, los salesianos han celebrado su santo patrón en Tierra Santa. El Patriarca ha presidido la misa en el convento de los salesianos de Belén. En Nazaret, Mons. Marcuzzo, vicario para Israel, ha hecho lo propio en la iglesia de los salesianos de Jesús Adolescente.

El 31 de enero pasado, la Iglesia celebró la onomástica de Don Bosco (1815-1888), fundador de los salesianos (*). Las congregaciones pueden desplazar la fiesta litúrgica de su patrón, y esta se trasladó al domingo siguiente, el 5 de febrero.

En Belén, en el convento de los salesianos, el patriarca Fouad Twal celebró una misa, a la que asistieron más de 200 personas, entre salesianos, amigos, comunidades religiosas o, simplemente, personas devotas del conocido como “el apóstol de la Juventud”. En la misa, Mons. Twal hizo hincapié en la oración, recordando que “antes de cualquier actividad, Don Bosco rezaba. La oración nos ayuda a volver a la fuente: Cristo”. El Patriarca subrayó la importancia de estar unidos a la Iglesia universal. Con la vista puesta en el Sínodo sobre la Nueva Evangelización, que se celebrará el próximo otoño, sugirió que “no deben verse como eventos remotos o extraños los actos de la Iglesia universal”. Después de la santamisa, el Patriarca almorzó con los miembros de la congregación salesiana.

Tres años para un bicentenario

En Nazaret, Mons. Marcuzzo ha celebrado la misa en la casa de los salesianos, la iglesia de Jesús Adolescente, rodeado de una decena de sacerdotes y de no católicos, como el párroco greco-ortodoxo. Y, por supuesto, de las hijas de María Auxiliadora, también llamadas hermanas salesianas. Muchos alumnos, familias y miembros de la «asociación de ex alumnos» y «cooperadores salesianos», laicos comprometidos en un apostolado fiel al espíritu de Don Bosco, participaron en esa tarde feliz. En su homilía, el obispo Marcuzzo se refirió al programa de la preparación para el bicentenario del nacimiento de Don Bosco, que tendrá lugar en 2015 y que se extiende a lo largo de 3 años:

  • Año 1/Conocer mejor la historia de S. Juan Bosco.
  • Año 2/Conocer mejor el sistema educativo y escolar de S. Juan Bosco.
  • Año 3/Conocer mejor la espiritualidad típica de S. Juan Bosco.

A continuación, trazó un paralelismo entre las noticias de la Iglesia (empeñada en el venidero año de la Fe y la Nueva Evangelización) y la fe de san Juan Bosco. Y mostró cómo los santos como Don Bosco nos ayudan en este camino propuesto por la Iglesia. “San Juan Bosco tenía una fe viva“, que iba mucho más allá del catecismo aprendido. “Una fe alegre“, testimonio de su serenidad, que transmitía a sus alumnos. Y “una fe compartida: trataba de vivir su fe con los demás y para los demás”.

Después de la misa, los salesianos, que son seis en Nazaret, presentaron en el teatro de la escuela un informe completo de todas sus actividades del año. Además de la iglesia de Jesús Adolescente, tienen a su cargo una escuela mixta y el “oratorio”, centro pastoral muy activo para los jóvenes.

En la diócesis del Patriarcado Latino, los salesianos están presentes en Amán (Jordania), Belén y Cremisán (Palestina), Jerusalén, Nazaret y Beit Gemal (Israel). Se ocupan de enseñanzas primarias, técnicas y profesionales, y de centros de juventud. Pero, también, del centro teológico internacional de Jerusalén y de casas de retiros espirituales.

Amélie de La Hougue y Louis-Marie de Linage

(Traducción del francés por Daniel Berzosa y López, OCSSJ)

(*) Congregación fundada en Turín en diciembre de 1859 con el nombre de Compañía de San Francisco de Sales, en latín, Societas Sancti Franciscii Salesii.

Álbum Picasa (10 fotografías)