Pages Menu
Categories Menu

Posted on 31 Jan 2012 in Diócesis, Noticias de la diócesis

Jubileo de las Religiosas de Nazaret en Shefaamer

Las Religiosas de Nazaret en Shefaamer celebran este año, con alegría y en acción de gracias, sus 150 años de presencia en esta importante ciudad de Galilea. El programa para todo este año jubilar tiene por tema: “150 años de servicio y donación de sí”.

Llamadas en 1855 por el patriarca latino de Jerusalén, Mons. Joseph Valerga, ‘las Damas de Nazaret’ llegaron a Nazaret. Se establecen a continuación en Haifa y, en 1862, en Shefaamer. La comunidad adoptó el rito bizantino en 1956, pero seguirá al servicio de toda la población.

La apertura del año jubilar tuvo lugar el viernes, 13 de enero, con una misa presidida por Mons. Elías Chaccour, arzobispo melquita de Acre, en el gran salón de la escuela de las religiosas de Nazaret en Shefaamer. Estuvieron presentes los obispos Mons. Marcuzzo, obispo auxiliar y vicario patriarcal latino; Mons. Sayyah, arzobispo maronita; Mons. Mouallem, arzobispo emérito; los párrocos latinos, melquitas, ortodoxos y anglicanos de la ciudad; otros sacerdotes, muchas religiosas de Nazaret y otras congregaciones, el alcalde de Shefaamer y autoridades civiles, representantes musulmanes y drusos; así como muchos fieles y amigos.

Se había previsto un programa histórico y cultural tras la misa, con un documental y testimonios personales: Rami Surur, director de la escuela, y, en especial, la Hna. Nuhad Andari, superiora y directora, y la Hna. Lea Abboud, decana de la comunidad. Ofrecieron ejemplos vivos del amor de las hermanas por esta ciudad y del afecto de la población por las religiosas de Nazaret durante estos 150 años. También se pronunciaron discursos oficiales por el alcalde, Nahedh Khazem; el presidente de la Asociación Cultural Sawa; Rahib Haddad, en nombre de los cinco grupos que desrrollan sus actividades en la escuela de las hermanas; del profesor druso, Nayef Alyan, y de los presentadores Sahira Nasrallah y Samer Azzam.

Hubo abundantes muestras de simpatía y reconocimiento de las familias, que no solo ofrecieron los acostumbrados ramos de flores, sino también medallas, bandejas con recuerdos artísticos y otros signos de gratitud. El día culminó con una estupenda fiesta popular, durante la que se pudo escuchar continuamente las palabras: Shukran (gracias), Mabrouk (felicidades) y, también, la expresión oriental clásica: “Hasta el jubilo de los 200 años y muchos más”.

A lo largo de este año, el programa ofrecerá actos importantes, de diversa forma y por diferentes grupos de animación en el espíritu de la promesa del fundador, padre Pierre Roger: “Si Jesús es el fundamento de este Instituto; si su vida pobre, humilde y escondida de Nazaret está en su espíritu; si el silencio, la humildad y la donación de sí son su regla; si la simplicidad y la alegría, la paz y la caridad son el alma y el corazón de las Hijas de Nazaret, entonces, su casa durará para siempre” (cita traducida del árabe del hermoso recordatorio distribuido por las hermanas con motivo del jubileo).

De nuestro corresponsal en Shefaamer

(Traducción del francés por Daniel Berzosa y López, OCSSJ)

Álbum Picasa (23 fotografías)