Pages Menu
Categories Menu

Posted on 17 Jan 2012 in Iglesia, Voz del Santo Padre

Deseos 2012 del Papa de una paz duradera en Tierra Santa

Deseos 2012 del Papa de una paz duradera en Tierra Santa

Voeux_Corps_diplomatique

Israelíes y palestinos se reunieron de nuevo el sábado pasado en Amán, por tercera vez desde el 1 de enero, en un intento de relanzar las conversaciones de paz en Oriente Medio, estancadas desde hace 15 meses. Las reuniones de Jordania no parecen haber dado ningún resultado por el momento. En su discurso al cuerpo diplomático la semana pasada, el Papa saludó con satisfacción la iniciativa de Jordania y ofreció una visión sobre Oriente Medio.

De hecho, el 9 de enero de 2012, Benedicto XVI describió el panorama general de la actualidad política internacional en su discurso en la recepción anual al cuerpo diplomático. El Santo Padre dedicó una gran parte a la actualidad de Oriente Medio y la paz en Tierra Santa.

El Santo Padre, en primer lugar, dirigió su atención a la “primavera árabe” y, en concreto, sobre el norte de África y Oriente Medio; donde los jóvenes «han lanzado lo que se ha convertido en un importante movimiento de reivindicación de reformas y de participación más activa en la vida política y social». Pero para hacer eso, «el respeto a la persona debe estar en el centro de las instituciones y las leyes, debe conducir al fin de toda violencia», dijo el Papa. Al tiempo que expresó su «gran preocupación» por Siria, el Papa deseó «un rápido final de los derramamientos de sangre y el inicio de un diálogo fructífero entre los actores políticos, favorecido por la presencia de observadores independientes».

Benedicto XVI no dejó de mencionar Tierra Santa, «donde las tensiones entre palestinos e israelíes tienen repercusiones en el equilibrio de todo Oriente Medio». Para él, «es necesario que los líderes de ambos pueblos adopten decisiones valientes y con visión de futuro a favor de la paz». Por este motivo, saludó y expresó su «satisfacción» ante la iniciativa del reino de Jordania de promover la reactivación de un diálogo entre ambas partes. Y el Santo Padre expresó su deseo de que este diálogo «se mantenga para que se pueda llegar a una paz duradera, que garantice el derecho de ambos pueblos a vivir en seguridad en en estados soberanos, y dentro de fronteras seguras e internacionalmente reconocidas». Y en este sentido, Benedicto XVI reiteró su llamamiento a la responsabilidad de la comunidad internacional.

La iniciativa jordana se ha concretado en tres reuniones «exploratorias» entre Israel y Palestina los días 3, 9 y 15 de enero en Amán. Los delegados israelíes y palestinos ya se han reunido; pero no ha habido nuevos avances por el momento. El Cuarteto para Oriente Próximo (Estados Unidos, Rusia, Unión Europea y ONU) ha dado de plazo a ambas partes hasta el 26 de enero, según los palestinos, o hasta el 3 de abril, según los israelíes para que aproximen sus puntos de punto de vista. Mahmoud Abbas ha dicho, por su parte, que siguen adelante las gestiones ante el Consejo de Seguridad dela ONUpara obtener la adhesión de un estado palestino.

Christophe Lafontaine

(Traducción del francés por Daniel Berzosa y López, OCSSJ)