Pages Menu
Categories Menu

Posted on 6 Jan 2012 in Gran Magisterio, Orden del Santo Sepulcro

Mons. Edwin Frederik O’Brien, nombrado cardenal

creation_cardinal_de_SE_Mgr_OBrien

Hoy, 6 de enero de 2012, solemnidad de la Epifanía del Señor, su santidad el papa Benedicto XVI anunció el nombramiento de 22 cardenales. Entre ellos, está el arzobispo de Baltimore, Mons. Edwin Frederik O’Brien, pro-gran maestre de la Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén.

Durante la oración del ángelus de la solemnidad de la Epifanía del Señor, el papa Benedicto XVI ha anunciado la convocatoria del cuarto consistorio ordinario público* de su pontificado. Se llevará a cabo el sábado, 18 de febrero de 2012, en el Vaticano. En el ángelus, el Papa recordó que «los cardenales son los encargados de ayudar al Sucesor del apóstol Pedro en el cumplimiento de su ministerio de confirmar a sus hermanos en la fe y ser principio y fundamento de la unidad y la comunión en la Iglesia».

Con los miembros de la Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén, el Patriarcado Latino de Jerusalén se alegra de esta buena noticia. Y, atendiendo a la invitación hecha por el Santo Padre a los fieles de que «oren por los nuevos elegidos, y pidan la intercesión de la Bienaventurada Virgen María, Madre de la Iglesia, para que sepan testimoniar siempre con valentía y dedicación su amor a Cristo y a la Iglesia», el Patriarcado pone de forma especial en su oración al que, una vez nombrado cardenal, será el gran maestre de la Orden del Santo Sepulcro.

Por otro lado, entre los nombrados, se encuentra su excelencia monseñor Fernando Filoni, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, desde mayo de 2011, y nuncio apostólico en Jordania de enero de 2001 a febrero de 2006.

La Redacción

(Traducción del francés por Daniel Berzosa y López, OCSSJ)

* El consistorio ordinario público es la segunda forma de consistorio. Se convoca, al menos, a los cardenales presentes en la Urbe y, de forma habitual, es para anunciar decisiones importantes que conciernen a la Iglesia (por ejemplo, beatificaciones, canonizaciones o creación de nuevos cardenales) y se admiten «prelados, representantes diplomáticos de las sociedades civiles y otros invitados al acto». O un consistorio extraordinario, que reúne, a puerta cerrada, a todos los cardenales. Cf. cn. 353 CIC.