Pages Menu
Categories Menu

Posted on 9 Nov 2011 in Gran Magisterio, Orden del Santo Sepulcro

El Gran Magisterio se reúne en Roma

gd_magistere2

Del 7 al 10 de noviembre de 2011, se ha celebrado en Roma la reunión del Gran Magisterio de la Orden de Caballería del Santo Sepulcro, presidida por su excelencia reverendísima monseñor Edwin Frederick O’Brien, pro‑gran maestre de la Orden, y con la presencia de monseñor Fouad Twal, gran prior.

Seis meses después de su última reunión, los miembros del Gran Magisterio se han encontrado de nuevo para compartir los acontecimientos, las alegrías y los desafíos de los últimos meses. El discurso del Patriarca se dirigió al profesor Agostino Borromeo, gobernador general; al lugarteniente general Giuseppe Dalla Torre del Tempio del Sanguinetto; y a monseñor Giuseppe De Andrea, asesor. El padre Humam Khzouz, administrador general, acompañaba al Patriarca.

Esta reunión es la primera oportunidad de dar la bienvenida a su excelencia reverendísima monseñor Edwin Frederick O’Brien, nombrado para el cargo de pro-gran maestre de la Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén por el papa Benedicto XVI el 29 de agosto. Sucede al Cardenal Gran Maestre dimisionario, John P. Foley. Al principio de su discurso, el Patriarca dio la bienvenida a Su Excelencia haciendo hincapié en su “audacia excepcional en la defensa de la fe y los fieles“.

Mons. Fouad Twal ha continuado su discurso recordando que Oriente Medio “vive un profundo cambio histórico“, a lo que se suma la solicitud de adhesión de un Estado de Palestina a la ONU. A continuación, describió el paisaje religioso de Tierra Santa, renovado por el crecimiento del número de trabajadores emigrantes católicos que requieren una pastoral particular. Esta pastoral de los emigrantes, cuyo responsable es el P. David Neuhaus, debe hacerse vinculada con los países de los emigrantes y es, en palabras del Patriarca, “una oportunidad de oro para que los caballeros del Santo Sepulcro, presentes en los países de los inmigrantes, nos ayuden“.

En su discurso, Mons. Twal ha repasado los acontecimientos internacionales de los últimos meses: la conferencia de Londres sobre los cristianos de Tierra Santa, las conferencias episcopales (CCEE en Tirana, CELRA en Roma), su estancia en Estados Unidos para visitar a los árabes cristianos de la diáspora y los caballeros de la Orden del Santo Sepulcro. Por último, el Patriarca recordó los principales eventos recientes de la vida de la diócesis, entre los que destacó la fiesta de Nuestra Señora de Palestina en Deir Rafat, celebrada también ayer en Rome.

Su Beatitud terminó su discurso con la presentación de los actuales proyectos del Patriarcado: la Universidad de Madaba, que se inauguró el pasado 17 de octubre; la construcción de viviendas para los cristianos (gracias al “Proyecto Beit Safafa“, 40 familias podrán tomar posesión de una alojamiento en marzo próximo) o la renovación de 65 viviendas en Gaza de familias católicas y ortodoxas.

Mañana, 10 de noviembre, Su Beatitud se reunirá con el Santo Padre como miembro del Consejo Religioso de Israel.

Amélie de La Hougue

(Traducción del francés por Daniel Berzosa y López, OCSSJ)