Pages Menu
Categories Menu

Posted on 26 Sep 2011 in Diócesis, Seminario

Mons. Marcuzzo predicó el retiro de comienzo de curso de los seminaristas

Marcuzzo_retraite

«Tened entre vosotros los mismos sentimientos de Cristo» (Flp 2; 5-8). Este es el tema del retiro anual dirigido por Mons. Marcuzzo, que tuvo lugar del 10 al 16 de septiembre en Beit Jala.

Como todos los años al inicio del año escolar, los seminaristas mayores de Beit Jala pudieron vivir juntos una hermosa semana de retiro. Este año, S. E. Mons. Giacinto-Boulos Marcuzzo, vicario patriarcal para Israel predicó el retiro. Se dirigió a los 28 seminaristas mayores de Beit Jala. De estos, dos residen fuera de la diócesis: uno en Roma y otro en Suiza. Cuatro están en el año de propedéutica (o de preseminario). Estos cuatro últimos se han podido beneficiar también del programa de retiro.

«Tened entre vosotros los mismos sentimientos de Cristo»

El obispo auxiliar vicario para Israel, con sede en Nazaret, ha centrado su predicación en la vida espiritual del sacerdote y, de manera particular, en la identidad del sacerdote perteneciente al Patriarcado Latino de Jerusalén. Ilustró sus palabras con ejemplos concretos, y destacó las mejores señales de la espiritualidad del sacerdote que vive en el mismo seno de las comunidades de Tierra Santa. También ha relacionado sus enseñanzas a la luz de las grandes experiencias vividas por la Iglesia en los últimos meses, como la JMJ y el Sínodo de Oriente Medio.

Además de las conferencias de Mons. Marcuzzo, el retiro tenías previstos largos períodos de oración y adoración. Al final del día, se organizaron varias reuniones pastorales espirituales. Durante estos días, los seminaristas tuvieron interesantes intercambios privilegiados con el obispo, en particular, con las impresiones y experiencias de su inmersión en parroquias este verano. Mons. Marcuzzo, por su parte, compartió con ellos su experiencia como pastor y les proporcionó así respuestas con elementos concretos.

Fiesta de la Santa Cruz

El retiro estuvo marcado a mitad de semana, miércoles, por la fiesta de la Santa Cruz. La santa misa, presidida por Mons. Marcuzzo, se celebró por la noche al aire libre, con la asistencia de toda la comunidad del seminario. Después de la cena, durante la velada, todos pudieron venerar las reliquias de la Santa Cruz que estaban expuestas y aprovechar el sacramento de la reconciliación. La noche terminó en un ambiente de alegría y fiesta; todos estaban reunidos alrededor de un gran fuego, cantando y degustando las tortas. Mons. Marcuzzo concluyó la noche dando su bendición a todos.

Amélie de La Hougue

(Traducción del francés por Daniel Berzosa, OCSSJ)